Provinciales

Espacios públicos: la Municipalidad reconvirtió más de 50 minibasurales

Desde la Secretaría de Ambiente de Capital informaron que esta semana se avanzó con la limpieza de la calle Colombia y 25 de Mayo.

El Se­cre­ta­rio de Am­bien­te de la ciu­dad de Co­rrien­tes, Ja­vier Ro­drí­guez, in­for­mó que con­ti­nú­an con el plan de re­cu­pe­ra­ción de es­pa­cios pú­bli­cos, que eran ocu­pa­dos co­mo mi­ni ba­su­ra­les. En es­te sen­ti­do di­jo que ya son más de 50 lu­ga­res re­co­ver­ti­dos, en lo que va de es­ta ges­tión.

“Lo im­por­tan­te del tra­ba­jo es que los pro­pios ve­ci­nos to­ma­ron cons­cien­cia de la im­por­tan­cia de evi­tar el cre­ci­mien­to de los ba­su­ra­les”, sen­ten­ció el fun­cio­na­rio en con­tac­to con es­te ma­tu­ti­no.

“En el ini­cio de es­ta se­ma­na pu­di­mos re­cu­pe­rar la es­qui­na de Co­lom­bia y 25 de Ma­yo. Es­te era un vie­jo re­cla­mo y, con el apor­te de alum­nos y do­cen­tes de una ins­ti­tu­ción edu­ca­ti­va re­li­gio­sa -­Her­ma­na Dominica-­, pu­di­mos avan­zar con la lim­pie­za del lu­gar y pos­te­rior plan­ta­ción de ár­bo­les”, se­ña­ló el ti­tu­lar del área de Am­bien­te de la ciu­dad de Co­rrien­tes. “En esa es­qui­na se cons­tru­ye­ron can­te­ros y se pu­do ha­cer la plan­ta­ción de es­pe­cies ar­bó­re­as au­tóc­to­nas”, re­mar­có Ro­drí­guez.

Des­ca­cha­rra­do
La Mu­ni­ci­pa­li­dad de Co­rrien­tes con­ti­núa re­co­rrien­do los di­fe­ren­tes ba­rrios de la ciu­dad con los ope­ra­ti­vos de des­ca­cha­rra­do. El ob­je­ti­vo es re­co­lec­tar to­dos aque­llos ma­te­ria­les en de­su­so de los ve­ci­nos que po­drí­an ser­vir de fo­cos de re­pro­duc­ción de agen­tes trans­mi­so­res de en­fer­me­da­des zo­o­nó­ti­cas. Ma­ña­na, es­te ser­vi­cio gra­tui­to re­co­rre­rá las ca­lles del ba­rrio Ana­hí.

A par­tir de las 14, ca­mio­nes re­co­lec­to­res bus­ca­rán to­dos aque­llos ca­cha­rros, co­mo neu­má­ti­cos, mue­bles en de­su­so, re­ci­pien­tes, res­tos de elec­tro­do­més­ti­cos, en­tre otros ma­te­ria­les que no uti­li­cen los ve­ci­nos y de­po­si­ten en las es­qui­nas de sus ca­sas.

Mostrar más
Botón volver arriba