Generales

Una mujer fue condenada a 26 años de cárcel por obligar a su hija a casarse con ella

Tras el reencuentro, la mujer llegó a casarse primero con uno de los hijos y, luego, con la joven.

Una mujer en Oklahoma, Estados Unidos, fue encontrada culpable de incesto. La misma madre ya se había casado con otro de sus hijos.

Se trata de la joven Misty Velvet Dawn Spann se declaró culpable de incesto después de haberse casado con su madre de 44 años, y fue condenada por ello a 10 años de libertad condicional supervisada por el departamento de correccionales de Oklahoma.

La madre, Patricia Spann, había perdido la custodia de sus tres hijos cuando eran muy pequeños, pero retomó el contacto con ellos cuando ya eran mayores.

Tras el reencuentro, la mujer llegó a casarse primero con uno de los hijos y, luego, con la joven.

El primer caso de incesto fue con Jody Spann. La madre se acercó a ellos en 2008 haciéndose pasar como una simple amiga. Sin saber la verdadera identidad, Jody se casó con la mujer.

Cuando el matrimonio entre Jody y Patricia fue anulado, la madre obligó a su hija, Misty, a casarse, amenazándola con envenenarla o secuestrarla. El matrimonio entre Misty y Patricia solo duró seis semanas. La hija pidió la anulación de la unión por ilegalidad y fraude.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar