Provinciales

Remises y taxis se acercan al GLPA para ganar rentabilidad

Más de dos mil coches del rubro ya utilizan el gas licuado de petróleo para abaratar costos fijos. El litro de ese combustible cuesta un 53% de los que sale la nafta súper. Ahora las agencias suscribirán un acuerdo para el financiamiento de equipos conversores.

El uso de gas li­cua­do de pe­tró­leo au­to­mo­tor (GLPA) ga­na es­pa­cio en­tre los con­duc­to­res lo­ca­les, so­bre to­do en aque­llos que usan sus ro­da­dos pa­ra tra­ba­jar (re­mi­se­ros y ta­xis­tas). Tan­to es así que en es­ta Ca­pi­tal, unos dos mil re­mi­ses uti­li­zan GLPA, por­que el li­tro de ese gas cues­ta un 53% de lo que sa­le si­mi­lar uni­dad de naf­ta.

Des­de la Aso­cia­ción de Re­mi­ses de Co­rrien­tes, su ti­tu­lar, Juan Cas­ti­llo in­di­có a épo­ca que es­tán en los apron­tes fi­na­les pa­ra sus­cri­bir un nue­vo con­ve­nio con la em­pre­sa que, ha­ce más de diez años, im­pul­sa el uso de ese com­bus­ti­ble en es­ta par­te del pa­ís.
“Si se lo­gra una bue­na fi­nan­cia­ción, el equi­po pa­ra con­ver­tir el co­che a gas se pa­ga con lo que se aho­rra de naf­ta”, agre­gó.

Se­gún los con­cep­tos del vo­ce­ro de los trans­por­tis­tas, la “con­ver­sión” (con ins­ta­la­ción del equi­po) cues­ta, ac­tual­men­te, po­co más de 40 mil pe­sos.

De acuer­do a lo de­ta­lla­do, con una en­tre­ga es­ti­ma­da en cin­co mil pe­sos y un plan de diez cuo­tas, los pro­pie­ta­rios pue­den su­mar­se al uso de ese com­bus­ti­ble.

“Fir­ma­mos con­ve­nios con las agen­cias de re­mi­ses y ta­xis pa­ra que ob­ten­gan be­ne­fi­cios adi­cio­na­les pa­ra ac­ce­der a los equi­pos. En­ten­de­mos que el mer­ca­do del GLPA es­tá en ex­pan­sión y que­re­mos ce­rrar el año con ocho mil au­to­mó­vi­les uti­li­zan­do es­te com­bus­ti­ble en to­da la re­gión”, ma­ni­fes­tó el em­pre­sa­rio im­pul­sor del GLPA en el Nor­des­te, Ra­úl Per­so­glia.

El men­cio­na­do pre­ci­só que exis­ten va­rios ti­pos de equi­pa­mien­tos pa­ra ve­hí­cu­los. Los más usa­dos en es­ta re­gión son: el con­ven­cio­nal, em­ple­a­do en ve­hí­cu­los con car­bu­ra­dor y el de quin­ta ge­ne­ra­ción, que se ins­ta­la en ve­hí­cu­los con in­yec­ción elec­tró­ni­ca.

“En el NEA hay un ‘co­rre­dor ver­de’ de gas li­cua­do de pe­tró­le­o, pues­to que te­ne­mos ex­pen­de­do­ras de es­te pro­duc­to en Co­rrien­tes, Re­sis­ten­cia, For­mo­sa, Sá­enz Pe­ña. A esas cua­tro hay que su­mar­le dos más en Po­sa­das y Ga­ru­pá (Mi­sio­nes) que co­rres­pon­den a una fir­ma co­le­ga. De es­te mo­do, se pue­de cir­cu­lar tran­qui­la­men­te por to­da la re­gión uti­li­zan­do es­te gas”, am­plió.

El Gas Li­cua­do de Pe­tró­leo Au­to­mo­tor (GLPA) se ob­tie­ne del pro­ce­so de re­fi­na­ción del pe­tró­leo y de Plan­tas Re­cu­pe­ra­do­ras de Gas Na­tu­ral.

Aun­que pa­í­ses ta­les co­mo Aus­tra­lia, Nue­va Ze­lan­da, Ita­lia, Es­ta­dos Uni­dos, Ru­sia, Co­re­a, Pe­rú, Chi­le y Pa­ra­guay, en­tre otros, lo uti­li­zan des­de ha­ce dé­ca­das, en Ar­gen­ti­na aún tie­ne ba­jo de­sa­rro­llo. Co­rrien­tes una de las pro­vin­cias se­ñe­ras en su uso.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar