Generales

NO VIDENTES PIDEN ARREGLOS Y MEJORAS DE LAS VEREDAS

Según los datos suministrados por el director del Instituto para Ciegos y Disminuidos Visuales, Valentín Haüy, Ricardo Núñez, en 42 años de vida más de 8.000 personas ciegas fueron rehabilitadas. Actualmente cuenta con unos 150 alumnos entre niños y adultos que realizan allí su rehabilitación y buscan abrirse camino dentro de la sociedad.

Ayer en el marco de la celebración que recuerda en todo el mundo la importancia del bastón blanco Nortede Corrientes entrevistó a Víctor Hugo Dubarry, un correntino que desde hace 20 años decidió comenzar a hacer bastones para donar.

El Día del Bastón Blanco fue instituido por los representantes de todas las organizaciones e instituciones que constituyeron la Unión Mundial de Ciegos en París en 1980, quienes destacaron la importancia de establecer un día que hiciera alusión al bastón blanco como símbolo de independencia, igualdad de oportunidades, e inclusión en todos los ámbitos de la sociedad.

Quienes padecen esta discapacidad, lo usan como su principal herramienta para movilizarse, pero lo cierto es que muchas veces su valor es muy alto para poder pagarlo. Viendo esta necesidad, fue Hugo quien decidió comenzar a fabricarlos siguiendo todas las normas internacionales para su elaboración. Ayer, este matutino tomó contacto con Dubarry, quien remarcó que alcanzó los 950 bastones entregados y destaca que de manera constante hace arreglos de aquellos que pueden continuar en uso. Empecé porque me di cuenta de que así podía ayudar a muchas personas, resume el hombre quien ahora debido a la crisis se vio obligado a frenar la producción. Ahora no puedo hacer porque el material está muy caro y no tengo forma de pagarlo, dijo al tiempo que remarcó que continúa con los arreglos ya que los bastones se rompen debido al mal estado de las veredas. Tengo más de 50 bastones pedidos pero por ahora no los pueda hacer, resumió y destacó que los bastones tiene una vida útil que en la ciudad se reduce.

 

Obstáculos

Caminar por la ciudad no es tarea fácil, pero quienes lo hacen sin poder ver se convierte en una aventura que puede ser hasta peligrosa. Veredas en mal estado, rampas destruidas, motos y bicicletas atadas a postes, son parte de lo que deben enfrentar las personas ciegas quienes sólo están dotadas con su bastón para poder esquivar. Consultados los miembros de la Asociación de Ciegos y Disminuidos Visuales de Corrientes (Acico), destacaron que cada vez son más los problemas que se encuentran en las calles para quienes circulan sin ver.

 

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar