Generales

En su día, presentaron una muñeca con rasgos Down

Sofía tiene seis años y Síndrome de Down. Está feliz. En sus manos sostiene a la primera muñeca del mundo que tiene rasgos iguales a los suyos. La acaricia, la besa. Le dice «te quiero» y la acurruca contra su pecho como si fuera su bebé. A su alrededor, fotógrafos, periodísticas, diputados y curiosos la miran, emocionados por la singular escena que ante ellos ocurre en el atiborrado salón Montevideo de la Legislatura Porteña.

Esta imagen emotiva no es para menos. Allí, anuncian el lanzamiento de Oli, el primer muñeco íntegramente desarrollado y producido en el país con rasgos de bebé con condición, que saldrá a la venta en el marco del Día Mundial de las personas con Síndrome de Down, que se celebra este miércoles.

El muñeco rompe con los estereotipos a los que los chicos están acostumbrados. E introduce en el mercado una idea que se aleja de la imagen de lo que históricamente se consideró como «perfecto» o «hermoso».

Oli es un bebote regordete igual que todos, que viene a poner el foco en la diversidad y la inclusión en una sociedad que aún está cerrada en este sentido. Así lo prueban el informe de la asociación Síndrome de Down de la República Argentina (Asdra), que revela que el 70% de las personas con esta condición que están en edad de trabajar no tienen empleo, y que ello se debe a la falta de información, capacitación y de apertura de las empresas.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar