Generales

Corrientes adhirió a Ley nacional de Participación Público-Privada

La Cámara de Diputados aprobó ayer el proyecto que facilita la inclusión de capitales privados en emprendimientos estatales vinculados a la infraestructura. Oposición negó acompañamiento al advertir ausencia de organismos de contralor en la norma.

 

La Cá­ma­ra de Di­pu­ta­dos con­vir­tió en Ley ayer la Adhe­sión de Co­rrien­tes a la re­gu­la­ción na­cio­nal de Con­tra­tos con Par­ti­ci­pa­ción Público-­Privada (PPP) que ha­bi­li­ta el ac­ce­so de ca­pi­ta­les pri­va­dos en em­pren­di­mien­tos es­ta­ta­les re­la­cio­na­dos con la obra pú­bli­ca. El ofi­cia­lis­mo im­pu­so su ma­yo­ría lue­go de un ex­ten­so de­ba­te, en el cual la opo­si­ción ex­pu­so su re­cha­zo.

 

En su se­gun­do en­cuen­tro Or­di­na­rio, el Cuer­po pre­si­di­do por Pe­dro Cas­sa­ni con­vir­tió en Ley el pro­yec­to de PPP, ve­ni­do del Se­na­do “con mo­di­fi­ca­cio­nes” en el tex­to ori­gi­nal, que fue­ra in­clui­do por el Po­der Eje­cu­ti­vo en el te­ma­rio de las Ex­tra­or­di­na­rias que con­vo­có en fe­bre­ro pa­sa­do.

La san­ción de­fi­ni­ti­va tu­vo lu­gar ayer por la no­che, lue­go de un ex­ten­so de­ba­te en­tre los blo­ques, dis­pa­ra­do por el re­cha­zo opo­si­tor a una ini­cia­ti­va “ca­ren­te de me­ca­nis­mos de con­tra­lor”, se­gún de­fi­nie­ron des­de el pe­ro­nis­mo.
El blo­que jus­ti­cia­lis­ta es­ti­ró el tra­ta­mien­to del PPP con plan­te­os con­tra­rios a dis­tin­tos pun­tos del ar­ti­cu­la­do, que mo­ti­va­ron el re­cha­zo del sec­tor “en ge­ne­ral y en par­ti­cu­lar”.

De ma­ne­ra in­ter­mi­ten­te al­gu­nos di­pu­ta­dos ofi­cia­lis­tas to­ma­ron la pa­la­bra pa­ra echar luz al res­pec­to. Uno de ellos fue Ja­vier Sá­ez, del Par­ti­do Po­pu­lar en ECO+Cam­bie­mos, quien ex­pli­có que “el tex­to con­tem­pla la po­si­bi­li­dad de que cual­quier ciu­da­da­no si­ga de cer­ca el de­sa­rro­llo de las obras a tra­vés de una pá­gi­na en in­ter­net, don­de el pri­va­do es­ta­rá obli­ga­do a pu­bli­car pe­rió­di­ca­men­te da­tos fi­de­dig­nos del tra­ba­jo que re­a­li­zan”.

A su en­ten­der, “no exis­te na­da me­jor y más trans­pa­ren­te que do­tar a la ciu­da­da­nía del po­der de con­tra­lor”, re­mar­có.
Otro ca­so fue el de la di­pu­ta­da Ma­ría Eu­ge­nia Man­ci­ni, por el mis­mo in­ter­blo­que ofi­cia­lis­ta, quien re­pa­ró en que “mu­cho se ha­bla de con­tra­lor acá, pe­ro po­co de los be­ne­fi­cios que es­ta he­rra­mien­ta fa­ci­li­ta­rá a la pro­vin­cia de Co­rrien­tes”.
En­tre los opo­si­to­res so­bre­sa­lie­ron Jo­sé Mór­to­la, quien con­si­de­ró que “no es bue­no con­cen­trar el po­der de con­trol en una so­la per­so­na (por el Eje­cu­ti­vo)”, y su co­le­ga de blo­que Al­ber­to “Lo­ro” Yar­dín, quien pre­sen­tó an­te­ce­den­tes ne­ga­ti­vos de la ini­cia­ti­va cu­yo ori­gen ubi­có en Rei­no Uni­do en el oca­so de la dé­ca­da del 80.

“Es­te es­que­ma es una tram­pa pa­ra el Es­ta­do, que his­tó­ri­ca­men­te tu­vo que sa­lir a ha­cer­se car­go de las irres­pon­sa­bi­li­da­des del pri­va­do”, sin­te­ti­zó Yar­dín.

Así in­ter­ca­la­ron pos­tu­ras ofi­cia­lis­tas y opo­si­to­res por más de una ho­ra, an­te la ex­pec­ta­ti­va de quie­nes se acer­ca­ron has­ta el re­cin­to in­te­re­sa­dos en otra pro­pues­ta. Fue­ron va­rios los di­ri­gen­tes y de­por­tis­tas del Club Arro­yi­to que sa­lie­ron con­ten­tos al tér­mi­no del ple­na­rio, al ha­ber ob­te­ni­do me­dia san­ción la pro­pues­ta que bus­ca ga­ran­ti­zar a la ins­ti­tu­ción la per­ma­nen­cia en el pre­dio de­por­ti­vo don­de se em­pla­za ac­tual­men­te.
La de­fi­ni­ción de di­cha si­tua­ción pa­só aho­ra a Cá­ma­ra de Se­na­do­res, don­de po­dría ob­te­ner apro­ba­ción du­ran­te la pró­xi­ma se­ma­na en ca­so de que el ex­pe­dien­te si­ga el cur­so tra­mi­ta­rio or­di­na­rio den­tro de Le­gis­la­tu­ra.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar