Generales

Muerte de Yeye: El Fiscal recalcó que el disparo recibió 10 o 15 minutos antes de caer de la moto

El fiscal de la causa, Buenaventura Duarte, dio más detalles sobre la muerte de Germán Carlos Franco alias «Yeye». Dijo que el disparo que recibió en zona del pecho se trata de un calibre menor al arma reglamentaria de la policía y recalcó «recibió el disparo 10 o 15 minutos antes de desvanecerse y caerse de la moto». Investigan desde dónde venía el hombre y con quién habría estado minutos antes.

 

El resultado de la autopsia al cuerpo de Carlos Germán “Yeye” Franco, el joven de 24 años sospechado como autor de numerosos delitos, muerto el viernes, confirmó que presenta un balazo sufrido por la espalda. Le habrían disparado segundos antes de que chocara la motocicleta que manejaba contra otro vehículo, en el barrio Sur de la capital de Corrientes.

El fiscal de instrucción, Buenaventura Duarte, dijo que la inesperada novedad hizo girar la investigación. La causa iniciada como muerte en accidente de tránsito pasaría a caratularse como un presunto “homicidio”.

“Yeye” falleció alrededor de las 21:30 del viernes. Esa noche manejaba una Motomel 110 cuando impactó contra el rodado en el que circulaba una pareja, en Lavalle al 1400, entre Gobernador Velazco y Vargas Gómez.

La moto en la que iba Franco dio de lleno, desde atrás, contra el otro vehículo, a mitad de cuadra. Si bien el incidente vial pareció “raro”, la suposición de quienes lo socorrieron en ese momento fue que perdió el equilibrio ante alguna mala maniobra.

Autoridades de la comisaría Tercera, como del servicio público de emergencias sanitarias, acudieron al escenario del siniestro de tránsito.

De las tres personas involucradas era “Yeye” quien acusaba múltiples lesiones. Fue trasladado al Hospital Escuela donde constataron que murió.

“Cuando nos informan del hospital que fallece la persona, se constituye el médico (de Policía) que hace una evaluación del cuerpo; determina que tenía lesiones en el rostro pero además restos de sangre en la espalda”, dijo Duarte en declaraciones a Radio Sudamericana.

“La opinión del médico de Policía fue que hagamos un examen más profundo y me solicitan que traslademos el cuerpo a la Morgue del Cuerpo Médico Forense”, agregó el fiscal.

Ya el día sábado, en la autopsia, encontraron un proyectil de arma de fuego incrustado en el cuerpo de “Yeye”. Sería una bala calibre 22, la cual fue extraída y ahora se encuentra secuestrada para ser peritada.

El orificio de entrada fue detectado en la región lumbar, a la altura del omóplato. A causa de esa lesión se habría desvanecido mientras manejaba y entonces chocó.

Desde el entorno del joven hablan de que “lo perseguían policías”. Sin embargo, de esto no hay certezas. “Son meros rumores”, dijeron a época fuentes del caso.

Pero las versiones siguieron, ya en otro sentido. Una de ellas indica que Franco, presuntamente, fue atacado por “algún enemigo”, ya que así como contaba con muchas amistades, al parecer, mantenía diferencias con otras tantas personas.

El fiscal Duarte dejó trascender que llevarán adelante una serie de procedimientos en procura de establecer lo ocurrido alrededor de las 21 del viernes. Entre ellos estaba previsto un relevamiento de cámaras de seguridad en la zona.

La semana pasada, cerca de donde se produjo el hecho de sangre, precisamente en la esquina de avenida 3 de Abril y Vargas Gómez, sucedieron al menos tres arrebatos. El autor de esos robos no pudo ser identificado porque, siempre, logró escapar en una moto negra.

“Yeye” estuvo varias veces detenido (incluso un buen tiempo alojado en la Unidad Penal 6) sospechado como responsable de diversos delitos, tales como robos, lesiones y atentado y resistencia a la autoridad.

Su casa del barrio Pío X fue lugar de recurrentes allanamientos. El último de ellos lo realizó este año la Gendarmería Nacional Argentina vinculado a una investigación por supuesta comercialización de estupefacientes.

 

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba