Generales

REALIZAN OBRAS PARA EVITAR INUNDACIONES EN BARRIOS DE LA CAPITAL

La Comuna colocó caños y puso en funcionamiento un desagüe aliviador en la zona donde se produjo el socavamiento en avenida Pujol. En tanto, en el barrio Quintana hacen un relevamiento y estudian reemplazar el ducto por una nueva red.
Son varios los socavamientos que se produjeron en distintas zonas de la ciudad después del temporal de hace más de dos semanas, dejando al descubierto el mal estado de muchos desagües pluviales subterráneos. Ante esa situación, la Comuna se encuentra realizando las reparaciones pertinentes y en uno de los sectores las tareas ya finalizaron, pero están bajo la lupa a la espera de posibles nuevas fallas.

Es así que en el parterre hundido de la avenida Pujol, entre Paraguay y Jujuy, Infraestructura del Municipio colocó en las últimas jornadas un caño de desagüe para aliviar el ducto que se dañó y colapsó luego de la copiosa lluvia. El titular del área César Olguín comentó que “el trabajo en la red de desagüe de esa zona está terminado”, y agregó: “Ahora estamos en una etapa de inspección, a la espera de que no aparezcan filtraciones y para observar como se comporta la nueva cañería que instalamos”.

Lo que se hizo allí fue sacar de funcionamiento el caño afectado e instalar una nueva cañería paralela. Luego de analizar la situación, decidieron que era más sencillo y ágil esta opción, en vez de emprender el arreglo del ducto original que se encontraba en mal estado.

De esta manera, desde la Comuna aseguraron que si no detectan inconvenientes en los próximos días, procederán a cerrar el pozo que aún se encuentra abierto. Vale recordar que el hundimiento se dio sobre el parterre, pero socavó una parte importante debajo del pavimento de la avenida Pujol, en la banda Norte. Allí, el tránsito permanece y seguirá cortado hasta que los operarios que se encuentran trabajando allí rellenen y aseguren la zona para evitar nuevos inconvenientes.

Frondizi

Paralelamente a los arreglos que realizan en varios sectores, la Comuna comenzó hace pocos días un relevamiento en el pluvial subterráneo de la avenida Frondizi (continuación de Medrano), en el barrio Fray José de la Quintana.

Allí, con equipos robóticos que filman el caño, buscan tener conocimiento del estado real del desagüe que luego de hundirse hace más de un año y medio, quedó funcionando sólo en un 25% aproximadamente. Respecto de las obras que se proyectan en ese pluvial, Olguín afirmó que “manejamos dos posibilidades, una es reparar el caño que colapsó, y la otra es construir uno paralelo aliviador”.

Si bien la decisión dependerá de los resultados finales del relevamiento que están llevando adelante, la posibilidad de no arreglar la cañería dañada y realizar otra que cumpla con esa función es una alternativa que seduce por ser más sencilla.

El pluvial de la avenida Frondizi es uno de los más importantes de la ciudad, por donde desagua la lluvia de 17 barrios capitalinos, representando el 40% del total del caudal de Corrientes. Incluye, entre otros, al Laguna Seca, Molina Punta y 17 de Agosto, tres de los barrios más populosos.

Desde el Municipio reconocen que se trata de una obra compleja de ejecutar y también de la necesidad de financiamiento para poder llevar adelante las tareas de reparación o reconstrucción. Vale recordar que un primer tramo ya fue arreglado, y la segunda etapa fue finalmente pospuesta por la gestión anterior que decidió volcar los fondos provinciales a otro socavamiento en la zona de la costanera Sur.

Por ello, desde hace tiempo el tránsito se encuentra cortado en una de las bandas de la avenida, generando serias complicaciones viales, además de los riesgos propios con el pavimento hundido en algunos sectores.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar