Generales

El Partido Colorado presenta a un hijo del stronismo que quiere renovar la política

El candidato Mario Abdo Benítez competirá por la presidencia de Paraguay. En Argentina, donde viven dos millones de sus compatriotas.

 

Su pasado familiar no lo condena. Al contrario, Mario Abdo Benítez hace de eso una virtud. Dice, y se pone Colorado, pero muy Colorado al decirlo, que el dictador Alfredo Stroessner del que su padre fue secretario privado fue quien sentó las bases del Paraguay moderno, pero que al mismo tiempo debe condenar las violaciones a los derechos humanos y las persecuciones políticas que sucedieron en esas épocas.

 

A sus 46 años, este experto en marketing político es el candidato a la presidencia de Paraguay por el Partido Colorado.

Es también quien tiene mejores chances de suceder al actual mandatario Horacio Cartes, tras vencer en la interna de la ANR (Asociación Nacional Republicana) a su delfín Santiago Peña.

El 22 de abril enfrentará a la coalición de liberales y partidarios del ex presidente Fernando Lugo.

De visita en Buenos Aires, donde porcentualmente obtuvo el mayor índice de aprobación a su candidatura, se reunió con El Cronista.

Respecto a los objetivos de su Lista Uno para las elecciones, dijo que «proponemos un salto cualitativo en nuestra joven democracia, a la que le falta un proceso para fortalecer sus instituciones».

Entre las debilidades que detecta en el panorama actual, se refirió a «una visión patrimonialista del Estado, subordinado al poder político. Necesitamos que Paraguay no dependa tanto de su presidente, sino que las instituciones sean la clave».

En relación al narcotráfico y el terrorismo, indicó que «el crimen internacional es lo que más eficientemente se ha globalizado» y apuntó a la voluntad de abordar estas cuestiones de forma conjunta con líderes regionales, siguiendo recomendaciones de Naciones Unidas.

Señaló que «los negocios delictivos siempre operan sobre los mismos ejes, como la baja moral de funcionarios públicos y escasos controles». Por lo que «debemos tomar una seria decisión política con inversión en capacidades operativas, en nuestro servicio de inteligencia y en dignificar al trabajador, a la fiscalía, a nuestro sistema de control».

Abdo Benítez se mostró totalmente de acuerdo con la integración en el Mercosur y las negociaciones en curso con la Unión Europea.

Respecto a los residentes para

guayos en la Argentina, consideró que «no tuvieron oportunidades allá, en Paraguay. Eso es consecuencia de una mala política, y también da cuenta de la intolerancia política».

Apuntó que «queremos luchar contra los vicios que hicieron que ellos hoy estén acá, y no en calidad de turistas. Mi mensaje es de solidaridad con su historia. Soy un líder joven, con ética. Yo recibo ese mandato de cambio y transformación».

«Agradezco la solidaridad del pueblo argentino que fue clave para paliar deficiencias que tienen algunas regiones paraguayas», reiteró.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar