Generales

AUTORIDADES DEL PJ RECLAMAN ESPACIOS EN LA MESA DIRECTIVA DEL SENADO

Hasta el momento, la mayor fuerza opositora provincial perdió terreno en Cámara baja y el Concejo Deliberante capitalino. Autoridades orgánicas prometen dar batalla por el último lugar en disputa. En la bancada oficialista consideran correcto “respetar a las minorías”.
Una de las mayores discusiones políticas en puerta es la definición de la Mesa Directiva del Senado. Con vistas a ello, el justicialismo adelantó que reclamará el último bastión de poder institucional que le queda luego de ser desplazado en Diputados y el Concejo Deliberante capitalino. A su vez, desde el interbloque oficialista de ECO+Cambiemos aspiran a “respetar las minorías”.

Con el regreso de la actividad institucional asoma la última discusión política por espacios de poder a nivel institucional. El peronismo está atento a este escenario por distintos motivos pero que confluyen en un objetivo general: integrar la Mesa Directiva de Cámara alta.

Así lo anticipó a periodistas el vicepresidente del Consejo provincial del Partido Justicialista (PJ) y diputado nacional, Jorge Antonio Romero, al señalar que “el justicialismo reclamará ese espacio” .

En orden cronológico, el primer cuerpo legislativo en designar nuevas autoridades fue Diputados. Allí, ECO+Cambiemos impuso sus números tras el recambio y conformó una conducción netamente oficialista con Pedro Cassani ratificado en la Presidencia, seguido por el radical Eduardo “Peteco” Vischi desde la vicepresidencia primera y Eugenia Mancini del Partido Nuevo (PANU) en la vicepresidencia segunda.
Claro que, aunque sin posibilidades de éxito, el justicialismo hizo saber su descontento en el propio recinto.

Ante el escenario de extrema hegemonía oficialista, quien tomó la palabra por el bloque del justicialismo en aquel momento fue Alberto Yardín. “Espero que este no sea el comienzo del autoritarismo de una gestión que recién empieza”, advirtió el legislador opositor, y agregó que “acá no se expresa pluralismo y la oposición tiene un tercio de los diputados”.

Esta definición tuvo lugar el primer día del pasado mes de diciembre. Casi una semana después hizo lo propio el Concejo Deliberante durante la ceremonia que realizó en el Hogar Escuela.
Norberto Ast, concejal radical, quedó al frente de la presidencia del Cuerpo que hasta ese día ocupó el justicialista José Salinas y condujo la “sesión preparatoria” que concluyó con una Mesa Directiva completamente renovada.

Si bien el discurso oficial dio cuenta de una “integración opositora”, lo cierto es que los vicepresidentes primero y segundo Julián Miranda Gallino y Esteban “Toto” Ibáñez, respectivamente, provienen de otras expresiones partidarias distintas al justicialismo como los partidos Liberal y Nuevo, aunque “aliados” hasta ese momento.

A futuro, la continuidad del acuerdo societario electoral que los llevó al cargo fue puesta en duda por estos últimos y por el propio peronismo. “El tiempo dirá si en los quehaceres cotidianos nos encontramos en la misma vereda”, señalaba Salinas.

La mayor expresión opositora provincial no solamente perdió todas las elecciones del año pasado y las discusiones ya mencionadas por espacios de poder, sino que también recibió un duro revés en la designación del Defensor de los Vecinos, cargo para el que propuso a Cristian Ruiz Aragón, y que finalmente recayó en el “compañero” Agustín Payes, por auspicio radical.

Este es el marco previo al debate senatorial por la conformación de la plana conductora. “Creemos que corresponde respetar las minorías”, responden cautelosos desde ECO+Cambiemos

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar