Generales

PERSECUCIÓN: NARCOS ABANDONARON UN AUTOMÓVIL LLENO DE MARIHUANA

Dos hombres no frenaron en un control de Gendarmería. Los siguieron a lo largo de 3 kilómetros. Frenaron en la banquina y huyeron corriendo hacia un campo aprovechando la oscuridad. Iban en un vehículo importado cargado con más de 660 kilos de estupefacientes.
Los de­lin­cuen­tes aban­do­na­ron un au­to­mó­vil car­ga­do con po­co más de 660 ki­los de ma­ri­hua­na des­pués de una per­se­cu­ción ini­cia­da cuan­do atra­ve­sa­ron un con­trol de Gen­dar­me­ría Na­cio­nal Ar­gen­ti­na (GNA) so­bre la Ru­ta Na­cio­nal 12, en la lo­ca­li­dad co­rren­ti­na de Pa­so de la Pa­tria.

Los de­lin­cuen­tes re­co­rrie­ron 3 ki­ló­me­tros a al­ta ve­lo­ci­dad, de no­che y re­a­li­zan­do ma­nio­bras pe­li­gro­sas has­ta que fre­na­ron de for­ma abrup­ta, ba­ja­ron del ve­hí­cu­lo y co­rrie­ron ha­cia el in­te­rior de un cam­po.
Den­tro del au­to­mo­tor, las au­to­ri­da­des des­cu­brie­ron bul­tos de un lla­ma­ti­vo co­lor ama­ri­llo, re­ple­tos de pa­que­tes con la sus­tan­cia es­tu­pe­fa­cien­te in­gre­sa­da des­de la Re­pú­bli­ca de Pa­ra­guay.

Fuen­tes de la ins­ti­tu­ción de se­gu­ri­dad in­for­ma­ron a dia­rio épo­ca que el pro­ce­di­mien­to se pro­du­jo en la ma­dru­ga­da del do­min­go 31 de di­ciem­bre.

Los al­tos man­dos de GNA, co­mo de otras fuer­zas fe­de­ra­les, aler­ta­ron a las dis­tin­tas de­pen­den­cias so­bre la po­si­bi­li­dad de que gru­pos de nar­cos in­ten­ten mo­vi­li­zar car­gas de ma­ri­hua­na apro­ve­chan­do la fe­cha fes­ti­va.

A un pues­to de con­trol, ins­ta­la­do en el ki­ló­me­tro 1056, pró­xi­mo al ac­ce­so a la Vi­lla Tu­rís­ti­ca, se acer­có un au­to­mó­vil de co­lor gris y vi­drios po­la­ri­za­dos, ocu­pa­do a sim­ple vis­ta por dos hom­bres.

Los su­je­tos ami­no­ra­ron la mar­cha an­tes de lle­gar al si­tio don­de es­ta­ban los gen­dar­mes, quie­nes in­ten­ta­ron iden­ti­fi­car­los. Sin em­bar­go, des­pués ace­le­ra­ron de for­ma re­pen­ti­na en una cla­ra ma­nio­bra eva­si­va.
Lo su­ce­di­do de­jó en cla­ro que se tra­ta­ría de per­so­nas en ple­no ac­to de­lic­ti­vo, por ello co­men­zó una per­se­cu­ción en di­rec­ción a la ciu­dad de Co­rrien­tes que se ex­ten­dió has­ta el ki­ló­me­tro 1053.

En ese pun­to de la ca­rre­te­ra, los sos­pe­cho­sos fre­na­ron de for­ma brus­ca so­bre la ban­qui­na, de acuer­do a la ex­pli­ca­ción brin­da­da por par­te de la GNA.

Los au­to­mo­vi­lis­tas des­cen­die­ron y co­rrie­ron ha­cia un cam­po, de esa for­ma pu­die­ron evi­tar a los efec­ti­vos. “Se va­lie­ron de la os­cu­ri­dad y de un mon­te ale­da­ño” pa­ra huir.

Pe­se a “un in­ten­so ras­tri­lla­je por las zo­nas ale­da­ñas” fue im­po­si­ble dar con el pa­ra­de­ro de los fu­gi­ti­vos.
El ve­hí­cu­lo, de­ja­do con las puer­tas abier­tas, es un To­yo­ta Co­ro­lla. El es­pa­cio tra­se­ro de la ca­bi­na (el que le sa­ca­ron los asien­tos pa­ra ge­ne­rar ma­yor es­pa­cio) así co­mo el ba­úl, es­ta­ban car­ga­dos con enor­mes bul­tos que con­te­ní­an un to­tal de 664,802 ki­lo­gra­mos de pi­ca­du­ra de ma­ri­hua­na.

In­ter­vie­ne en el he­cho el Juz­ga­do Fe­de­ral de Pri­me­ra Ins­tan­cia nú­me­ro 1 de la Ciu­dad de Co­rrien­tes, a car­go de Car­los Vi­cen­te So­to Dá­vi­la.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar