Generales

DETECTARON UN CASO DE LEISHMANIASIS EN EL BARRIO MADARIAGA

La subsecretaria de Salud Municipal, Alejandra Cremonte, comentó que tras detectarse la enfermedad se fumigó la vivienda y se realizaron controles en las manzanas lindantes. Instan a extremar el ordenamiento ambiental.
Un caso de leishmaniasis cutánea fue detectado en la zona del barrio Madariaga, y tras la confirmación se realizó una fumigación en la vivienda en cuestión junto a controles vectoriales en la manzana. En este marco desde Salud Municipal instan a los vecinos extremar el ordenamiento y la higiene ambiental.

Las precisiones del caso fueron brindadas por la subsecretaria de Salud Municipal, Alejandra Cremonte, que confirmó : “En el marco de controles sanitarios que realizamos en los barrios, en la zona del Madariaga encontramos una persona que estaba siendo tratada por leishmaniasis cutánea, desde hace un mes atrás, ante la situación consultamos si se realizaron los bloqueos pertinentes y por su negativa procedimos a fumigar el domicilio. Además realizamos controles en las manzanas lindantes, pero sólo se trató de un caso aislado”.

La leishmaniasis cutánea es una enfermedad que se transmite a través de la picadura de un flebótomo (mosquita de color pardo), el cual previamente se encontraba infectado por un parásito del género leishmania. Dicha afección produce lesiones en la piel, que en ocasiones dejan cicatrices que deben recibir un tratamiento específico.
Con respecto al estado de salud de la persona infestada, la doctora Cremonte precisó: “Se trata de un joven de unos 30 años, que se encuentra en buen estado de salud. Cuando nos enteramos del caso, él ya estaba siendo tratado por el Dispensario Dermatológico y evolucionaba perfectamente”.

Leishmaniasis visceral

En la vivienda donde se confirmó el caso de leishmaniasis cutánea no se detectaron animales contaminados. Sin embargo, en el barrio confirmaron la presencia de la enfermedad en una mascota.
Desde las veterinarias, además, coinciden que los casos de leishmaniasis canina son regulares en Corrientes ya que se ha tornado una enfermedad endémica en la zona.

La patología cuando se presenta en su variante visceral es peligrosa tanto para los animales como para los humanos. Cabe recordar que la leishmaniasis visceral, a diferencia de la cutánea, se transmite “cuando el insecto pica a un perro infectado con el parásito que causa leishmaniasis, y al tomar su sangre también lo ingiere. La próxima vez que pique a otro perro o persona, el parásito pasará a ellos infectándolos. No se transmite persona a persona ni con el contacto directo con los perros”, define un comunicado del Ministerio de Salud de la Nación.

“Particularmente no encontré casos en otros barrios, sólo en los controles hallamos perros con leishmaniasis en el barrio Río Paraná. Por eso continuamos con los controles en esa zona”, expresó la doctora Alejandra Cremonte.

En este marco, desde el Municipio instan a extremar el ordenamiento ambiental, para evitar la presencia del flebótomo transmisor de la enfermedad. “Recomendamos a los vecinos mantener los patios limpios, evitar acumulación de basura y escombros. Porque el flebótomo se desarrolla en lugares donde hay presencia de residuos orgánicos. Por eso para evitar la enfermedad, lo mejor es mantener la limpieza”, sintetizó la doctora Cremonte.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar