Generales

MURIÓ LA MUJER QUE HABÍA SIDO APUÑALADO HACE DOS MESES EN ESQUINA

La mujer de 27 años tenía comprometido dos órganos. Su ex pareja es sindicado como autor de las heridas.
Lo­re­na Za­la­zar oriun­da de la lo­ca­li­dad de Es­qui­na mu­rió lue­go de per­ma­ne­cer en gra­ve es­ta­do in­ter­na­da en un hos­pi­tal de Pa­ra­ná, en la pro­vin­cia de En­tre Rí­os. La mu­jer re­ci­bió 16 pun­ta­zos en dis­tin­tas par­tes del cuer­po. Dos de las le­sio­nes ha­bí­an com­pro­me­ti­do un pul­món y el hí­ga­do. Su ex pa­re­ja se­ría el au­tor del sal­va­je ata­que.
El he­cho de san­gre se re­gis­tró en una vi­vien­da del ba­rrio Bi­cen­te­na­rio de la su­re­ña ciu­dad co­rren­ti­na de Es­qui­na el pa­sa­do 13 de agos­to.

Al in­mue­ble, se­gún da­tos in­ves­ti­ga­ti­vos ha­bría in­gre­sa­do Juan Al­ber­to G., de 28 años, quien la ha­bría ata­ca­do has­ta de­jar­la en­san­gren­ta­da ti­ra­da so­bre el pi­so.

Lo­re­na Za­la­zar, la mu­cha­cha de 27 años, fue tras­la­da­da a un cen­tro de sa­lud de al­ta com­ple­ji­dad en la ca­pi­tal en­tre­rria­na, en la que fue ope­ra­da en va­rias opor­tu­ni­da­des.

De­bi­do a que las le­sio­nes afec­ta­ron sus ór­ga­nos, su si­tua­ción de sa­lud se agra­vó en las úl­ti­mas ho­ras.
Fuen­tes ofi­cia­les in­for­ma­ron que en ho­ras de la no­che del lu­nes la mu­cha­cha fa­lle­ció.

Za­la­zar ha­bía si­do ope­ra­da el vier­nes úl­ti­mo, pe­ro el fin de se­ma­na su es­ta­do de sa­lud des­me­jo­ró no­ta­ble­men­te.

Esa in­ter­ven­ción te­nía co­mo fin qui­tar­le lí­qui­dos de los pul­mo­nes y re­a­li­zar­le cu­ra­cio­nes del hí­ga­do, am­bos ór­ga­nos muy com­pro­me­ti­dos por las he­ri­das de cu­chi­llo.

Sus fa­mi­lia­res cla­man por jus­ti­cia y pi­den ce­le­ri­dad en la cau­sa pa­ra que se lo juz­gue al res­pon­sa­ble del ata­que.

En tan­to Juan Al­ber­to G, ex pa­re­ja de la mu­jer, sin­di­ca­do co­mo au­tor del ata­que con­ti­núa de­te­ni­do en la co­mi­sa­ría Se­gun­da de Es­qui­na.

El hom­bre quien que­dó de­mo­ra­do al mo­men­to del he­cho fue acu­sa­do por “ho­mi­ci­dio en gra­do de ten­ta­ti­va, agra­va­do por el vín­cu­lo”, pe­ro al co­no­cer­se el fa­lle­ci­mien­to de Za­la­zar se com­pli­có su si­tua­ción ju­di­cial.

“Po­dría ser acu­sa­do por el de­li­to de fe­mi­ci­dio que su­po­ne una pe­na de re­clu­sión per­pe­tua” apun­tó una voz ofi­cial a los medios.

In­ter­vie­nen en la cau­sa el fis­cal Car­los Ga­llar­do y el juez de ins­truc­ción Gus­ta­vo Va­lle­jos.

El he­cho

Cer­ca de las 11 del do­min­go 13 de agos­to, se pre­su­me que Juan Al­ber­to G. ha­bría irrum­pi­do en la vi­vien­da de Za­la­zar.

De acuer­do a las pri­me­ras pe­ri­cias de la in­ves­ti­ga­ción, en me­dio de una dis­cu­sión el hom­bre ha­bría sa­ca­do de en­tre sus ro­pas un cu­chi­llo ti­po car­ni­ce­ro y lue­go de dar­le pu­ñe­ta­zos en la ca­ra, la ha­bría he­ri­do re­pe­ti­das ve­ces con el ar­ma blan­ca.

Un fa­mi­liar de la jo­ven quien fue co­mu­ni­ca­do de la si­tua­ción por un ve­ci­no que es­cu­chó los gri­tos de­ses­pe­ra­dos de Za­la­zar, lle­gó a la vi­vien­da y se en­con­tró con el pe­or de los es­ce­na­rios: su her­ma­na es­ta­ba in­cons­cien­te en­vuel­ta en san­gre.

Dio en­ton­ces avi­so a la Po­li­cía y a las po­cas ho­ras de ocu­rri­do el ata­que se lo­gró la de­ten­ción del su­pues­to au­tor.

Za­la­zar en tan­to fue lle­va­da al hos­pi­tal lo­cal San Ro­que don­de re­ci­bió las pri­me­ras cu­ra­cio­nes an­tes que se la tras­la­de a un cen­tro de sa­lud de ma­yor com­ple­ji­dad en la ve­ci­na pro­vin­cia de En­tre Rí­os.
Des­de el hos­pi­tal lo­cal ha­bí­an ma­ni­fes­ta­do que la mu­cha­cha en­tró des­com­pen­sa­da he­mo­di­na­mi­ca­men­te, por abun­dan­te he­mo­rra­gia por he­ri­das múl­ti­ples y que una de ellas “per­fo­ró el ab­do­men y da­ñó el hí­ga­do”, lo cual pro­du­jo in­ten­sa he­mo­rra­gia ab­do­mi­nal.

To­das las he­ri­das fue­ron com­pa­ti­bles por un ar­ma blan­ca.

Des­de esa fe­cha, Za­la­zar que­dó en te­ra­pia in­ten­si­va lu­chan­do por su vi­da.
Pe­ro el fin de se­ma­na úl­ti­mo tras ser in­ter­ve­ni­da qui­rúr­gi­ca­men­te se com­pli­có el cua­dro de sa­lud y mu­rió el lu­nes.

Aho­ra la fa­mi­lia pi­dió que con­ti­núe de­te­ni­do el sos­pe­cho­so -­quien se­ría la ex pareja-­ de ha­ber oca­sio­na­do la muer­te a la jo­ven.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar