Generales

CONDENARON A UN POLICÍA POR GOLPEAR Y ABUSAR DE UNA MUJER

Según acreditó la Justicia, el agente atacó a la denunciante, con quien mantenía una relación de pareja al momento del episodio.
La Jus­ti­cia de Mer­ce­des con­de­nó a pri­sión a un agen­te de Po­li­cía que fue en­con­tra­do cul­pa­ble de ha­ber abu­sa­do se­xual­men­te y gol­pe­a­do a una mu­jer con quien man­te­nía una re­la­ción de pa­re­ja al mo­men­to del epi­so­dio ocu­rri­do en aque­lla lo­ca­li­dad co­rren­ti­na. Es así que Pe­dro Al­ber­to Or­tiz de­be­rá cum­plir con la pe­na de 12 años de cár­cel.

El agen­te, co­no­ci­do co­mo “Ti­to”, fue sen­ten­cia­do por co­me­ter el de­li­to de “le­sio­nes gra­ves ca­li­fi­ca­das por la re­la­ción de pa­re­ja, en con­cur­so re­al con abu­so se­xual gra­ve­men­te ul­tra­jan­te”.

A to­do es­to de­be re­sal­tar­se que Or­tiz ad­mi­tió ha­ber co­me­ti­do el he­cho, pe­ro se es­cu­dó en que pre­sun­ta­men­te su­fría un pa­de­ci­mien­to men­tal y que en aque­lla opor­tu­ni­dad no ha­bía to­ma­do los me­di­ca­men­tos per­ti­nen­tes, por lo que no re­cuer­da ha­ber agre­di­do a quien por en­ton­ces era su con­cu­bi­na.

El tre­men­do epi­so­dio ocu­rrió el 20 de ma­yo de 2016 en la vi­vien­da que la pa­re­ja ha­bi­ta­ba, ubi­ca­da en el ba­rrio San Pe­dro.

En­tre am­bos ha­bía sur­gi­do una dis­cu­sión me­nor por­que su­pues­ta­men­te la mu­jer re­ci­bió men­sa­jes de tex­to vía ce­lu­lar, tras lo cual de ma­ne­ra inex­pli­ca­ble y sal­va­je, el agen­te po­li­cial la co­men­zó a agre­dir con su ton­fa re­gla­men­ta­ria, la cual fue se­cues­tra­da des­pués e in­cor­po­ra­da al cuer­po de prue­bas uti­li­za­das du­ran­te el de­ba­te lle­va­do ade­lan­te en el Tri­bu­nal Oral Pe­nal de Mer­ce­des. A los gol­pes, le si­guió el abu­so se­xual.

Por más que Or­tiz ha­ya in­ten­ta­do vin­cu­lar el he­cho a un pa­de­ci­mien­to men­tal, lo cier­to es que la mu­jer, J. Y. N, pa­de­cía des­de ha­ce tiem­po vio­len­cia de gé­ne­ro, lo cual fue re­fle­ja­do a lo lar­go de las au­dien­cias por par­te de la que­re­lla.

En­tre los tes­ti­mo­nios pre­sen­ta­dos en el jui­cio, se es­cu­cha­ron los de la víc­ti­ma, de su her­ma­na, ve­ci­nos del men­cio­na­do ba­rrio y mé­di­cos.

De es­ta for­ma es que el agen­te abu­sa­dor y gol­pe­a­dor de­be­rá cum­plir su pe­na tras las re­jas. En ese sen­ti­do se in­for­mó que los fun­da­men­tos del fa­llo se­rán le­í­dos du­ran­te una au­dien­cia que se re­a­li­za­rá el 11 de oc­tu­bre a las 20. Tras es­to la de­fen­sa po­drá ape­lar an­te una ins­tan­cia su­pe­rior.

Fren­te a es­tos ca­sos es bue­no re­cor­dar que aque­llas per­so­nas víc­ti­mas de vio­len­cia de gé­ne­ro pue­den lla­mar gra­tui­ta­men­te a la lí­nea te­le­fó­ni­ca 144 pa­ra pe­dir ase­so­ra­mien­to o bus­car ayu­da.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba