Generales

INTENTÓ ASESINARLA, SE FUGÓ Y LE MANDA MENSAJES CON AMENAZAS

Se trata de Miguel Ángel Contreras acusado de intento de homicidio contra su ex pareja, quien recibió mensajes intimidantes.
Mi­guel Ángel Con­tre­ras, acu­sa­do de ha­ber apu­ña­la­do en rei­te­ra­das oca­sio­nes a su ex pa­re­ja, su­ma la de­nun­cia de hos­ti­ga­mien­to a tra­vés de men­sa­je te­lé­fo­ni­cos. Mien­tras des­de el Juz­ga­do de Ins­truc­ción Nº6 so­li­ci­ta­ron ayu­da pa­ra lo­ca­li­zar­lo por me­diar vio­len­cia de gé­ne­ro con­tra su ex pa­re­ja Ka­ri­na Lei­va. Des­de el Juz­ga­do in­ter­vi­nien­te ma­ni­fes­ta­ron que, to­da per­so­na que pue­da apor­tar da­tos ver­da­de­ros so­bre Con­tre­ras lo pue­de co­mu­ni­car al te­lé­fo­no 4422038 o bien a cual­quier de­pen­den­cia po­li­cial.
Ayer, fa­mi­lia­res con­ta­ron a la pren­sa que en el te­lé­fo­no ce­lu­lar de Ka­ri­na se re­ci­bie­ron va­rios men­sa­jes in­ti­mi­da­to­rios por par­te del sos­pe­cho­so. Si­tua­ción que la Jus­ti­cia to­mó co­no­ci­mien­to y se­ría un apor­te pa­ra tra­tar de lo­ca­li­zar­lo.De acuer­do a la in­for­ma­ción re­ca­ba­da por los medios, al­re­de­dor de las 22:15 del lu­nes úl­ti­mo, Con­tre­ras ha­bría man­te­ni­do una bre­ve dis­cu­sión con Ka­ri­na y lue­go ex­tra­jo de en­tre sus ro­pas un cu­chi­llo con el cual la agre­dió sin mi­ra­mien­to.

El hom­bre ha­bía ido has­ta Cha­ca­bu­co al 800 ca­si es­qui­na con ca­lle Abre­va­de­ro, en el do­mi­ci­lio de una ami­ga de la mu­jer, a de­jar a dos hi­jos en co­mún de 5 y 8 años.

Los me­no­res en­tra­ron y es­ta­ban en un pa­tio in­ter­no a unos po­cos me­tros de sus pa­dres cuan­do su­ce­dió lo pe­or.

Ve­ci­nos de la cua­dra es­cu­cha­ron gri­tos y al mo­men­to de sa­lir a ob­ser­var lo que pa­sa­ba en­con­tra­ron a la mu­jer mal­he­ri­da, mien­tras el agre­sor hu­yó del lu­gar.

Ka­ri­na, de 40 años, fue tras­la­da­da al área de cui­da­dos in­ten­si­vos del Hos­pi­tal Ánge­la Lla­no con le­sio­nes pun­zo­cor­tan­tes en tó­rax, in­gle, bra­zos y una pier­na.

“Gra­cias a Dios mi hi­ja es­tá bien y fue­ra de pe­li­gro. La aten­die­ron en tiem­po y for­ma. Su evo­lu­ción es fa­vo­ra­ble” co­men­tó Os­car, pa­pá de Ka­ri­na.

“Los mé­di­cos ha­blan de más de 20 he­ri­das. Y las com­pro­me­ti­das son 12. Ella no pue­de mo­ver los bra­zos por­que es­tán muy le­sio­na­dos al­gu­nos ten­do­nes” di­jo a la vez que agre­gó “en el ce­lu­lar de mi hi­ja en­tra­ron men­sa­jes ame­na­zan­tes de él.

Ya me di­je­ron que van a in­ter­ve­nir­lo. Hay va­rios nú­me­ros de te­lé­fo­nos” apun­tó.

La ima­gen de Con­tre­ras se vi­ra­li­zó a tra­ves de las re­des so­cia­les, tras to­mar es­ta­do pú­bli­co el ca­so y en el cual las mues­tras de so­li­da­ri­dad pa­ra con la víc­ti­ma son mu­chas.

Ángel Con­tre­ras, acu­sa­do de ha­ber apu­ña­la­do en rei­te­ra­das oca­sio­nes a su ex pa­re­ja, su­ma la de­nun­cia de hos­ti­ga­mien­to a tra­vés de men­sa­je te­lé­fo­ni­cos. Mien­tras des­de el Juz­ga­do de Ins­truc­ción Nº6 so­li­ci­ta­ron ayu­da pa­ra lo­ca­li­zar­lo por me­diar vio­len­cia de gé­ne­ro con­tra su ex pa­re­ja Ka­ri­na Lei­va. Des­de el Juz­ga­do in­ter­vi­nien­te ma­ni­fes­ta­ron que, to­da per­so­na que pue­da apor­tar da­tos ver­da­de­ros so­bre Con­tre­ras lo pue­de co­mu­ni­car al te­lé­fo­no 4422038 o bien a cual­quier de­pen­den­cia po­li­cial.

Ayer, fa­mi­lia­res con­ta­ron a la pren­sa que en el te­lé­fo­no ce­lu­lar de Ka­ri­na se re­ci­bie­ron va­rios men­sa­jes in­ti­mi­da­to­rios por par­te del sos­pe­cho­so. Si­tua­ción que la Jus­ti­cia to­mó co­no­ci­mien­to y se­ría un apor­te pa­ra tra­tar de lo­ca­li­zar­lo.

De acuer­do a la in­for­ma­ción re­ca­ba­da por dia­rio épo­ca, al­re­de­dor de las 22:15 del lu­nes úl­ti­mo, Con­tre­ras ha­bría man­te­ni­do una bre­ve dis­cu­sión con Ka­ri­na y lue­go ex­tra­jo de en­tre sus ro­pas un cu­chi­llo con el cual la agre­dió sin mi­ra­mien­to.

El hom­bre ha­bía ido has­ta Cha­ca­bu­co al 800 ca­si es­qui­na con ca­lle Abre­va­de­ro, en el do­mi­ci­lio de una ami­ga de la mu­jer, a de­jar a dos hi­jos en co­mún de 5 y 8 años.

Los me­no­res en­tra­ron y es­ta­ban en un pa­tio in­ter­no a unos po­cos me­tros de sus pa­dres cuan­do su­ce­dió lo pe­or.

Ve­ci­nos de la cua­dra es­cu­cha­ron gri­tos y al mo­men­to de sa­lir a ob­ser­var lo que pa­sa­ba en­con­tra­ron a la mu­jer mal­he­ri­da, mien­tras el agre­sor hu­yó del lu­gar.

Ka­ri­na, de 40 años, fue tras­la­da­da al área de cui­da­dos in­ten­si­vos del Hos­pi­tal Ánge­la Lla­no con le­sio­nes pun­zo­cor­tan­tes en tó­rax, in­gle, bra­zos y una pier­na.

“Gra­cias a Dios mi hi­ja es­tá bien y fue­ra de pe­li­gro. La aten­die­ron en tiem­po y for­ma. Su evo­lu­ción es fa­vo­ra­ble” co­men­tó Os­car, pa­pá de Ka­ri­na.

“Los mé­di­cos ha­blan de más de 20 he­ri­das. Y las com­pro­me­ti­das son 12. Ella no pue­de mo­ver los bra­zos por­que es­tán muy le­sio­na­dos al­gu­nos ten­do­nes” di­jo a la vez que agre­gó “en el ce­lu­lar de mi hi­ja en­tra­ron men­sa­jes ame­na­zan­tes de él.

Ya me di­je­ron que van a in­ter­ve­nir­lo. Hay va­rios nú­me­ros de te­lé­fo­nos” apun­tó.
La ima­gen de Con­tre­ras se vi­ra­li­zó a tra­ves de las re­des so­cia­les, tras to­mar es­ta­do pú­bli­co el ca­so y en el cual las mues­tras de so­li­da­ri­dad pa­ra con la víc­ti­ma son mu­chas.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar