Generales

INCERTIDUMBRE EN TORNO DE LAS ACTUACIONES DE LOS GRUPOS DE CUMBIA

El líder del grupo Yiyo y los Chicos 10 habría anunciado que por el momento iba a dejar de presentarse en fiestas privadas. Es que la Municipalidad puso especial énfasis en que está en vigencia el Código de Nocturnidad que fija la prohibición de este tipo de eventos.

El mi­nis­tro de Se­gu­ri­dad de la Pro­vin­cia, Ho­ra­cio Or­te­ga, vol­vió a re­mar­car que bus­can te­ner el ma­yor de los con­tro­les de los se­gui­do­res de gru­pos de cum­bia de la ciu­dad Ca­pi­tal. En es­te sen­ti­do acla­ró que es el Mu­ni­ci­pio quien de­be au­to­ri­zar los lu­ga­res don­de to­ca­rán los mú­si­cos.

Or­te­ga ha­ce dos se­ma­nas man­tu­vo una reu­nión con el lí­der del gru­po Eclip’c y el re­pre­sen­tan­te. Allí los tra­ba­ja­do­res de es­te es­ti­lo de mú­si­ca le ma­ni­fes­ta­ron al fun­cio­na­rio pro­vin­cial que se en­cuen­tran con mu­chas li­mi­ta­cio­nes pa­ra po­der ser con­tra­ta­dos en fies­tas pri­va­das.

Es que por la po­pu­la­ri­dad que tie­nen, tan­to “E­clip’c” co­mo “Yi­yo y los chi­cos 10” mu­cha gen­te pre­ten­de re­a­li­zar fes­te­jos de cum­ple­a­ños o even­tos es­pe­cia­les en ca­sas par­ti­cu­la­res. Por or­de­nan­za mu­ni­ci­pal, es­te ti­po de ac­tua­cio­nes es­tán pro­hi­bi­das. El Có­di­go de Noc­tur­ni­dad fi­jó nor­mas que con­tem­plan, en­tre otras co­sas, po­ner lí­mi­tes a los rui­dos mo­les­tos.

Es de­cir que un do­mi­ci­lio par­ti­cu­lar no es­tá en con­di­cio­nes de ab­sor­ber los de­ci­be­les que pro­vo­ca una ac­tua­ción en vi­vo. Pe­se a es­ta si­tua­ción, los gru­pos con­ti­nú­an con es­ta mo­da­li­dad in­cum­plien­do las nor­mas.
Car­los Cá­ne­pa, di­rec­tor de Con­trol e Ins­pec­cio­nes, di­jo que con el po­der de po­li­cía que tie­nen, se acer­can a los lu­ga­res que to­can es­tos gru­pos por las de­nun­cias que re­a­li­zan los ve­ci­nos afec­ta­dos por los rui­dos y la pre­sen­cia de los se­gui­do­res. “La ma­yo­ría de las ve­ces no lo po­de­mos ha­cer, por el gra­do de agre­si­vi­dad que hay con­tra nues­tro per­so­nal”, di­jo el fun­cio­na­rio co­mu­nal.

An­te es­te mar­co de si­tua­ción, el Mi­nis­tro de Se­gu­ri­dad di­jo que el com­pro­mi­so que hi­zo con el re­pre­sen­tan­te y el lí­der de Eclip’c fue que ellos de­ben in­for­mar a la Sub­se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad los lu­ga­res en los que van a to­car. “No po­de­mos dar las ha­bi­li­ta­cio­nes de los lu­ga­res que van a to­car ya que es com­pe­ten­cia mu­ni­ci­pal. Si los gru­pos con­si­guen el per­mi­so, nos de­ben dar con pre­ci­sión las ca­sas par­ti­cu­la­res que van a mos­trar su mú­si­ca”, se­ña­ló.

A ca­si un mes de las elec­cio­nes ge­ne­ra­les, el te­ma “se­gui­do­res” vol­vió a la pa­les­tra. Al im­pe­di­men­to de to­car en ca­sas par­ti­cu­la­res se agre­gó el ca­so de un jo­ven agre­di­do por un gru­po de per­so­nas que cir­cu­la­ban en mo­to en una ca­ra­va­na del gru­po Yi­yo y los chi­cos 10.
Lue­go de es­te ca­so, Ro­ber­to Iba­rra, lí­der de es­ta ban­da, ha­bría de­ci­di­do de­jar de pre­sen­tar­se en fies­tas pri­va­das.

“Te­ne­mos en­ten­di­do que Yi­yo de­ci­dió por el mo­men­to no pre­sen­tar­se en ca­sa par­ti­cu­la­res. Aguar­da­mos la co­mu­ni­ca­ción ofi­cial pa­ra po­der des­car­tar los ope­ra­ti­vos de es­te sec­tor de la mo­vi­da tro­pi­cal”, con­clu­yó Or­te­ga.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar