Generales

Bachelet pidió que «se escuche el descontento del pueblo» de Bielorrusia

«La gente tiene derecho a expresar su descontento, especialmente en el contexto de unas elecciones en las que la libertad democrática debe ser mantenida, no suprimida», expresó la alta comisionada de Naciones Unidas.

La alta comisionada de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los derechos humanos, Michelle Bachelet, condenó hoy la violencia policial ante las protestas pacíficas organizadas tras las elecciones en Bielorrusia, recordó al Gobierno la «prohibición de la tortura» y pidió que «se escuche el descontento del pueblo».

«La gente tiene derecho a expresar su descontento, especialmente en el contexto de unas elecciones en las que la libertad democrática debe ser mantenida, no suprimida», expresó Bachelet, en un comunicado replicado por el diario español La Vanguardia.

Las declaraciones de la máxima responsable de derechos humanos de la ONU se dan a conocer luego de que la fuerza de seguridad de Bielorrusia reprimiera con munición real a un grupo de manifestantes en el suroeste del país, en la tercera noche de protestas en el país tras la cuestionada reelección del presidente Alexander Lukashenko, en el poder hace más de un cuarto de siglo.

La victoria de Lukashenko fue considerada un fraude por la oposición y su principal líder, Svetlana Tijanóvskaya, debió huir a la vecina Lituania.

En estos últimos tres días de protestas hubo un muerto, 250 heridos y más de 6.000 detenidos, por quienes la expresidenta de Chile pidió «liberación inmediata» e investigación porque las detenciones masivas «violarían claramente los estándares internacionales de derechos humanos».

Asimismo, Bachelet subrayó «la absoluta prohibición de la tortura y otros malos tratos a detenidos», tras recibir denuncias, y notificó sobre cortes intermitentes de internet en Bielorrusia, bloqueos de algunos sitios y redes sociales y hostigamiento y amenazas a periodistas.

Télam 
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar