Generales

Rompió el silencio una de las juezas espiadas por el Gobierno

La integrante de la Cámara Federal de Casación Penal habló en exclusiva con El Destape sobre la investigación por espionaje ilegal a magistrados que la tiene como una de las principales víctimas.

Ana María Figueroa es cualquier cosa menos una jueza irrelevante. Por el contrario, es una de la integrantes de la Cámara Federal de Casación Penal y, por ese motivo, que figure en la lista de jueces víctimas de espionaje ilegal por parte del Gobierno de Mauricio Macri multiplica la gravedad del caso.

 

La jueza Figueroa integra la Sala I de la máxima instancia penal del país, un lugar clave en las definiciones de causas de alto impacto político y mediático. Sus colegas de la Sala I, los jueces Diego Barroetaveña y Daniel Petrone, fueron nombrados por Macri en julio de 2018. Eso la colocó en una posición incómoda para los intereses del Gobierno, que incluso le hizo saber por medio de un operador judicial que sus fallos no eran del agrado del Presidente.

 

Por la Sala I y, por ende, por el escritorio de la jueza Figueroa, transitan hoy causas como las Fotocopias de los Cuadernos, Oil Combustibles, Los Sauces y Hotesur.

 

El 12 de febrero de 2018 el periodista Iván Ruiz publicó en La Nación una nota titulada “Ana María Figueroa: la camarista más ‘apuntada’ por el oficialismo”. Algo le deben haber contado al periodista ya que, tal como reveló El Destape, la jueza Figueroa fue una de las espiadas por el Gobierno y los ingresos a la base de datos de Migraciones por parte del Ministerio de Seguridad ocurrieron el 12 de enero de 2018. Justo un mes antes de esa nota en el diario de los Mitre-Saguier.

 

Por los datos que reveló El Destape, es por ahora la única jueza de Casación que figura entre los espiados de forma ilegal por el Gobierno. No parece casual. La misma nota de Ruiz hacía de vocera de los intereses del Gobierno y afirmaba: “En la Casa Rosada señalan a Figueroa como una jueza cercana al kirchnerismo y, sobre todo, miran con interés el lugar que dejaría libre en el máximo tribunal del país si finalmente avanzara la investigación hasta un posible juicio político”.

 

Eso no pasó, Figueroa sigue en su cargo pero ahora la tortilla se volvió y la Justicia investiga si el Gobierno la espiaba de manera ilegal. La jueza Figueroa conversó en exclusiva con El Destape sobre esto.

El Destape: -¿Que opina de la investigación sobre espionaje ilegal a jueces por parte del Gobierno?

 

Figueroa: -Habernos enterado por una publicación periodística, que fue de El Destape, pero luego corroborado que efectivamente se está investigando, donde aparecemos un conjunto de jueces que seríamos víctimas de operaciones ilegales de espionaje, es una cuestión muy grave dentro de un Estado de Derecho. No sólo grave por lo individual, sino porque los jueces tenemos la responsabilidad constitucional de resguardar derechos y libertades de los ciudadanos. Y si nosotros somos espiados ilegalmente, en violación a la ley, y nos quedamos pasivos me parece que es un muy mal mensaje hacia la ciudadanía en general. Entonces, creo que los dos jueces que están interviniendo en estas investigaciones, ya sea el juez Canicoba Corral como la doctora Servini de Cubría, tienen que llevar adelante estas investigaciones y ver hasta donde se ha llevado estas prácticas ilegales y cuáles fueron los motivos, en qué oportunidades, si coinciden o no con determinados asuntos que teníamos nosotros que resolver, si coinciden o no con denuncias ante el Consejo de la Magistratura. Este es un entramado muy peligroso que nunca lo he visto con esta gravedad hacia tantos magistrados. Porque sabíamos para casos especiales contra uno u otro juez que habían tenido ataques, pero de manera generalizada y sistemática como se pretende establecer que se ha realizado es una cuestión que tiene que preocuparnos a toda la ciudadanía. Estaríamos todos en una situación de mucha vulnerabilidad y eso no puede permitirse en un Estado constitucional de Derecho. Es, la verdad, intolerable, como muchas prácticas que hemos venido diciendo, y yo lo digo en mis fallos que son absolutamente intolerables.

 

El Destape: -¿Recuerda algo similar en todos estos años en la Justicia?

 

Figueroa: -No, no, por eso digo que nunca había visto que de una manera generalizada se hacía un ataque de espionaje ilegal como aparentemente se ha producido ahora.

 

El Destape: – ¿Cuál sospecha que ha podido ser el motivo en su caso?

 

Figueroa: -Lo desconozco, lo desconozco. Lo que sí sé es que, aparentemente, en el momento en que ingresaron en migraciones para ver mis salidas al país del 2018, posteriormente a eso tuve un traslado del Consejo de la Magistratura en 2 expedientes que tenía denunciados por (el camarista Juan Carlos) Gemigniani que terminó con el archivo de las actuaciones este año y la condena a Gemigniani.

 

El Destape: -¿Es por donde presionan, vía el Consejo de la Magistratura?

 

Figueroa: -No sé, pero coincide.

 

La coincidencia, ahora se sabe, tiene 3 patas: el espionaje ilegal, la publicación en medios oficialistas y el armado de expedientes en el Consejo de la Magistratura. Carambolas macristas.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar