Locales

Corrientes busca erradicar la transmisión vertical del chagas

Ocurre cuando una mujer con la enfermedad contagia a su bebé durante el embarazo. Calculan que, en la provincia, un 10% de las madres en etapa de dar a luz, tiene el Trypanosoma cruzi. Durante los próximos años, buscarán mejorar la identificación y seguimiento de los casos.

La pro­vin­cia de Co­rrien­tes fue re­co­no­ci­da, a fi­nes del 2018, por la Or­ga­ni­za­ción Pa­na­me­ri­ca­na de la Sa­lud (OPS) por ha­ber eli­mi­na­do la trans­mi­sión vec­to­rial de Cha­gas.

Pa­ra al­can­zar es­te hi­to, una co­mi­ti­va in­ter­na­cio­nal con­for­ma­da por sie­te miem­bros de la OPS, su­per­vi­sa­ron y eva­lua­ron el tra­ba­jo re­a­li­za­do en Co­rrien­tes pa­ra la bús­que­da y la eli­mi­na­ción del vec­tor trans­mi­sor de la en­fer­me­dad de Cha­gas, así co­mo el sis­te­ma de vi­gi­lan­cia y no­ti­fi­ca­ción.

Es­ta im­por­tan­te dis­tin­ción sig­ni­fi­ca que, en to­do el te­rri­to­rio, la trans­mi­sión a tra­vés de las pi­ca­du­ras de la Vin­chu­ca ya no exis­te.

Tras co­ro­nar­se con es­te lo­gro, el De­par­ta­men­to Pro­vin­cial de Cha­gas bus­ca erra­di­car la trans­mi­sión ver­ti­cal de la en­fer­me­dad. Es­te ca­so, ocu­rre cuan­do una ma­dre in­fec­ta­da trans­mi­te a su be­bé la en­fer­me­dad du­ran­te el em­ba­ra­zo. El pro­ble­ma pue­de ma­ni­fes­tar­se en el mo­men­to del na­ci­mien­to co­mo años des­pués.

En los úl­ti­mos me­ses del año pa­sa­do, los con­tro­les a car­go del Mi­nis­te­rio de Sa­lud Pú­bli­ca se in­ten­si­fi­ca­ron en ma­ter­ni­da­des y Cen­tros de Aten­ción Pri­ma­ria a la Sa­lud (CAPS).

La si­tua­ción en nú­me­ros
En Co­rrien­tes, se re­gis­tran al­re­de­dor de 22 mil em­ba­ra­zos al año y se cal­cu­la que un 10% pue­de pre­sen­tar ries­go de trans­mi­sión. Es­ta ci­fra se ba­sa en una es­ti­ma­ción de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS) y la OPS. Es­tos or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les ase­gu­ran que en to­dos los pa­í­ses con cir­cu­la­ción del mal, el pa­rá­si­to Trypa­no­so­ma cru­zi es­tá pre­sen­te en un 10% de las ma­dres.

“Si te­ne­mos en cuen­ta es­tos es­tu­dios, po­de­mos afir­mar que en­tre 2.000 y 2.200 mu­je­res tie­nen Mal de Cha­gas en la pro­vin­cia”, ana­li­zó la je­fa del Pro­gra­ma Pro­vin­cial de Cha­gas, Li­lian Per­cín­cu­la.

La je­fa del pro­gra­ma, en diá­lo­go con épo­ca, con­fir­mó que has­ta el mo­men­to, só­lo exis­te una no­ti­fi­ca­ción de en­tre el 2% y 3%.

“El pro­ble­ma no só­lo se con­cen­tra en la iden­ti­fi­ca­ción de los ca­sos, si­no tam­bién en el se­gui­mien­to de las ma­dres. Mu­chas de ellas vi­ven en zo­nas ru­ra­les de di­fí­cil ac­ce­so y el se­gui­mien­to se in­te­rrum­pe”, pre­ci­só Per­cín­cu­la.

La cla­ve: la aten­ción pri­ma­ria
Los tra­ba­jos del Mi­nis­te­rio de Sa­lud apun­ta­rán, en los pró­xi­mos años, a in­ten­si­fi­car el tra­ba­jo en las sa­las de aten­ción pri­ma­ria de la pro­vin­cia. “Los con­tro­les pa­ra ni­ños con ma­dres cha­gá­si­cas, de­ben efec­tuar­se an­tes de in­gre­sar al Ni­vel Ini­cial (jar­dín de in­fan­tes) del sis­te­ma edu­ca­ti­vo”, re­cor­dó.

Por úl­ti­mo, se su­ma­rá el de­sa­fío el tra­ta­mien­to y se­gui­mien­to efec­ti­vo de pa­cien­tes con Cha­gas en su fa­se cró­ni­ca.

Diario Epoca 

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar