Generales

La Provincia transfirió $120 millones al Municipio de Capital

El Gobernador firmó el Decreto N° 3.037 por el cual otorgó los fondos en concepto de “apoyo económico destinado a paliar  el desequilibrio económico-financiero del Municipio”.

El gobernador Gustavo Valdés auxilió al intendente Eduardo Tassano, con un aporte no reintegrable de $120 millones destinados a atender “desequilibrios financieros” de la Municipalidad. Durante 2018 se otorgaron adelantos de coparticipación a 16 comunas por un total de $116 millones.

Valdés firmó el Decreto Nº 3.037, el 30 de noviembre y se  publicó en el Boletín Oficial hace unos días.
La norma fija en su primer articulo: “Otórgase a la Municipalidad de Corrientes un aporte no reintegrable por la suma de $120 millones en concepto de apoyo económico destinado a paliar el desequilibrio económico-financiero del Municipio de la ciudad de Corrientes, con cargo de oportuna y documentada rendición ante el Tribunal de Cuentas de la Provincia”.

Una alta fuente municipal confirmó que el dinero no fue destinado a sueldos, pero habría sido requerido para cumplir con el plus navideño que prometió el Intendente.

No es la primera vez que la gestión Tassano recibe un auxilio económico del Gobierno provincial.
Apenas asumió, el Jefe comunal pidió ayuda a Valdés para pagar sueldos y aguinaldos.

En aquella oportunidad  la Comuna recibió $80 millones en concepto de adelantos de coparticipación.
La situación es distinta esta vez ya que al ser un aporte no reintegrable, la Comuna no tendrá que devolverlo.
Cuando asumió, Valdés otorgó adelantos de coparticipación a más de una decena de municipios. En total fueron $116 millones. Es decir que ahora destinó a Capital una cifra mayor a la que dio a todas las comunas y, además, son fondos que la administración Tassano no deberá devolver.

Primera medida
En su edición web, ellitoral.com.ar dio cuenta de que al ascender al poder, el Gobernador repartió más de $100 millones entre 16 municipalidades como concepto de adelanto de la coparticipación federal.

En varias de las ciudades beneficiadas por esta medida de la administración de Valdés se dieron problemas con el recambio de gestiones. Sin embargo, hubo varios casos en los que hay continuidad política, por lo que el problema se acrecienta.

La más beneficiada fue la Municipalidad de Corrientes que, a través de dos decretos (115 y 201), recibió $80 millones. En aquel entonces, la administración de Tassano (UCR) denunció mediáticamente los problemas financieros por parte de Fabián Ríos (PJ).

En Goya, la gestión de Ignacio Osella recibió $20 millones en dos tandas (decretos 112 y 234). El ex ministro de Industria también acusó a su antecesor de dejar muchas deudas y problemas.

Perugorría, cuyos intendentes anteriores -Angelina Lesieux y Jorge Corona- permanecen presos, se hizo de $1 millón mediante  el decreto 200.

En San Roque, el intendente Raúl Hadad obtuvo $500 mil por el decreto 246 y Paso de la Patria, liderada por Osnaghi, $1 millón (202).

También se adelantó coparticipación a otras comunas  como Curuzú Cuatiá ($7 millones, 114), Esquina ($2 millones, 242), Lavalle ($500 mil, 243) y 9 de Julio ($550 mil, 198).
Sin embargo, no todas las municipalidades asistidas tuvieron recambios políticos.

A través del Decreto 113 la Municipalidad de Sauce recibió $2 millones para “atender las necesidades financieras” que presentan. Irma Obregón Torossi cursa su segundo mandato.
Mientras que en Alvear el anticipo de coparticipación asciende a $490 mil (Decreto 156 del 22 de diciembre). La ciudad ubicada sobre la costa del río Uruguay sigue siendo gobernada por un hombre de Encuentro Liberal, ya que Miguel Salvarredy reemplazó a Omar Barros.

La Municipalidad de La Cruz recibió $700 mil (Decreto 154 del 22 de diciembre). El intendente allí es Luis Calomarde (ECO+Cambiemos), reemplazó al radical Mateo Maydana.
En Mariano I. Loza, la reelecta Cristina Ovelar Gauna (radical) obtuvo un anticipo de $100 mil con el decreto 245. En tanto, Adrián Curi, que fue reelegido en Berón de Astrada, percibió $400 mil (237).
Pablo Puyol de Ramada Paso, miembro de una dinastía que administra dicha ciudad desde hace varios mandatos,  obtuvo $200 mil (235).
Por último, en Carolina recibieron la friolera de $400 mil (199).

En total, son $116 millones que la provincia de Corrientes destinó en los primeros meses de 2018 a las municipalidades con problemas financieros como adelanto de coparticipación. Hasta ahora son 16 las municipalidades beneficiadas, pero en los próximos días podrían darse a conocer más decretos a través del Boletín Oficial.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar