Generales

PARAGUAYOS Y BRASILEÑOS ACAPARAN LOS HOSPITALES EN CORRIENTES

Funcionarios del Ministerio de Salud Pública y directores hospitalarios coinciden en que muchos extranjeros tienen sus hijos en los centros para conseguir el DNI, con el cual vuelven cuando lo necesitan. Tanto en Santo Tomé y Libres como en Itatí y El Paso, se los atiende a diario.
Muchos de ellos se cruzan a tener sus hijos, que luego obtienen los DNI y vuelven cada vez que requieren algún servicio sanitario, en varios casos, sobrepasando la capacidad hospitalaria.
«Es una problemática mucho más compleja, porque con el DNI acceden a planes sociales y eventualmente a jubilaciones, pensiones», explicó el doctor Eduardo Pujol.

El actual funcionario del Ministerio de Salud Pública, que supo desempeñarse como Director de Gestión Hospitalaria, explicó que los cruces por atención médica sucede en toda la frontera.

«La gente viene porque la atención es gratuita y en sus países no», comentó, en referencia tanto a Santo Tomé y Paso de los Libres, limítrofes con Brasil, como a la costa del Paraná con Paraguay.

El hospital santotomeño San Juan Bautista recibe a diario brasileños de San Borjas, mientras que el San José de Libres atiende a pacientes de Uruguayana.

Sea en el hospital Juan Carlos y Alberto García de Itatí o en el Eduardo Andrés Cicconetti de Paso de la Patria, la tendencia es la misma: cruces diarios de paraguayos de todas las edades.

En el caso itateño, se atiende un promedio de 30 extranjeros de esa nacionalidad por semana, que suman 120 al mes y 1.440 al año.

No obstante, el director a cargo, Martín Rodríguez indicó a este matutino que hay capacidad suficiente.

«No está sobrepasada, y los casos que no se pueden tratar se derivan a Capital», afirmó.
Día a día visitan el centro de salud paraguayos «de todas las edades, jubilados y pensionados con DNI, y después vuelven».

En su opinión, «hay que cobrarles la atención, hacer un tarifario, porque ellos allá (en Paraguay) nos cobran todo, consultas, insumos y, si hay que internarse, es mejor volver a Argentina».

Con algunos matices distintos se presenta la situación en la villa turística, donde si bien no hay estadísticas oficiales, también «hay una demanda constante» de paraguayos de todas las edades.
El co-director del hospital, Darío Rodríguez Ramírez alertó a este matutino que muchas veces «la capacidad se ve sobrepasada y faltan recursos humanos».

Es que se atienden desde pacientes con diabetes y tuberculosis hasta accidentados de tránsito que cruzan en ese estado, desde comunas paraguayas aledañas como la símil Paso de Patria.

Rodríguez Ramírez también se mostró a favor de cobrar una tarifa a los extranjeros. «No es para discriminar, sino para tener igualdad, porque tienen todo gratuito, y nosotros no allá», arguyó.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar