Generales

COMIENZA LA ACTIVIDAD UNIVERSITARIA Y LA FRECUENCIA NO SE NORMALIZA

Por momentos las unidades se acumulan en el puerto y en otros la espera se extiende por más de 45 minutos. La puesta en vigencia del renovado servicio de transporte Chaco-Corrientes no ha podido aún resolver el problema de la frecuencia, uno de los principales reclamos de los usuarios.
Es así que ayer a la tarde en la parada de la zona del puerto se pudo advertir un ritmo dispar en la llegada de las unidades.

Se visitó la zona y pudo determinar que la frecuencia de los micros de Ataco Norte, la única empresa ganadora del proceso licitatorio por el momento, tiene fluctuaciones importantes. Mientras que algunos colectivos llegan con diferencia de tres u ocho minutos entre sí, por momentos se dan extensos baches que alargan la espera a más de 45 minutos.

Teniendo en cuenta que Ataco Norte ya utiliza el sistema Sube y Ticsa aún la Tarjebus, es un inconveniente importante para muchos pasajeros que, en ocasiones, deben esperar que lleguen las unidades de una empresa en especial, de acuerdo a la tarjeta con que operan.

Por su parte, la empresa Ticsa, que dejará de ofrecer el servicio cuando culmine la segunda etapa de la licitación, cuenta con una frecuencia más estable. Los coches llegan a la zona del puerto cada 8 minutos aproximadamente, inclusive menos.

Si bien ayer no se acumuló gente en la parada, lo cierto es que las distintas carreras de la Unne comenzaron sus actividades para los ingresantes y de a poco comienza a aumentar la cantidad de pasajeros que utilizan el servicio interprovincial diariamente por cuestiones académicas.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar