Generales

Curuzú: el femicida convivió un día con el cadáver de su pareja

El locutor detenido habría atacado a su concubina el 25 de diciembre a la madrugada. Al atardecer de ese día, en su patio hizo una enorme fogata, según relato de vecinos. Allí la habría quemado. Y el 26 llevó los restos en una bolsa para tirarlo junto al puente de un arroyo.

El lo­cu­tor de ra­dio acu­sa­do de ma­tar a su con­cu­bi­na en la ciu­dad co­rren­ti­na de Cu­ru­zú Cua­tiá con­vi­vió con el ca­dá­ver du­ran­te to­do un dí­a, an­tes de arro­jar­lo jun­to a un ca­nal de agua a po­cos me­tros de un puen­te. Ta­les de­ta­lles sur­gen de una pes­qui­sa po­li­cial, en la cual exis­ten tes­ti­mo­nios fun­da­men­ta­les de par­te de ve­ci­nos.

De acuer­do a la prin­ci­pal hi­pó­te­sis, co­no­ci­da por dia­rio épo­ca, el cri­men de Mar­cia Apa­re­ci­da de Ma­ce­do de 48 años, oriun­da de Bra­sil, ocu­rrió en la ma­dru­ga­da del lu­nes 25 de di­ciem­bre de 2017, en la hu­mil­de vi­vien­da que com­par­tía jun­to a Wal­ter Adrián S., de 38 años, en el ba­rrio Ra­lín.

Ese día de Na­vi­dad, pre­sun­ta­men­te, se ge­ne­ró una dis­cu­sión de pa­re­ja y el hom­bre la ul­ti­mó. Ha­bría usa­do un cu­chi­llo pa­ra apu­ña­lar a la mu­jer.

To­da esa jor­na­da el hom­bre es­tu­vo sin sa­lir de la ca­sa, en la cual, el cuer­po de Ma­ce­do ha­bría per­ma­ne­ci­do en el ba­ño (don­de en el alla­na­mien­to de an­te­a­yer en­con­tra­ron ras­tros que se­rí­an de san­gre) y al atar­de­cer se cree que lo arras­tró has­ta el pa­tio.

Ha­bi­tan­tes de do­mi­ci­lios lin­dan­tes di­je­ron que esa fe­cha les lla­mó la aten­ción una enor­me fo­ga­ta que du­ró apro­xi­ma­da­men­te de 15 a 20 mi­nu­tos. Se cree que el in­cen­dio fue re­a­li­za­do pa­ra que­mar el cuer­po de la mu­jer.
En es­te sen­ti­do, los res­tos afec­ta­dos por las lla­mas fue­ron car­ga­dos a una bol­sa en la cual es­ta­ban al mo­men­to de ser en­con­tra­dos el mar­tes a la tar­de, a ca­si 500 me­tros, en una zo­na des­cam­pa­da.
Pa­ra des­cu­brir lo su­ce­di­do re­sul­tó cla­ve la de­nun­cia de un gru­po de mu­je­res, ami­gas de Ma­ce­do, a quien co­no­cí­an co­mo “Ka­ri­na”.

Ellas coin­ci­die­ron en de­cir el mar­tes 2 de ene­ro an­te la Po­li­cí­a, que des­co­no­cí­an de su ami­ga des­de el 24 de di­ciem­bre e in­clu­so te­mí­an que al­go ma­lo ha­ya su­ce­di­do. Una de ellas, in­clu­so, ar­gu­men­tó que in­te­rro­gó al hom­bre hoy de­te­ni­do so­bre el pa­ra­de­ro de la mu­jer y és­te le con­tes­tó que “Ka­ri­na se fue a Bra­sil”.

 

Esas per­so­nas ma­ni­fes­ta­ron que su ami­ga era de en­viar­les cons­tan­tes men­sa­jes vía ce­lu­lar y les pa­re­ció muy sos­pe­cho­so que el día de Na­vi­dad, co­mo los dí­as si­guien­tes, no ha­ya da­do se­ñal al­gu­na.
Su­ma­do a es­to, otro ve­ci­no del ba­rrio hi­zo co­no­cer la ver­sión de que el mar­tes 26 de di­ciem­bre ob­ser­vó al lo­cu­tor, bien tem­pra­no a la ma­ña­na, car­gar una bol­sa ne­gra y apro­xi­ma­da­men­te ho­ra más tar­de lo vio re­gre­sar sin el bul­to.
Con to­dos es­tos in­di­cios, au­to­ri­da­des de la co­mi­sa­ría sec­cio­nal Se­gun­da, en co­no­ci­mien­to de la Fis­ca­lía y el Juz­ga­do de Ins­truc­ción lo­cal, de­tu­vie­ron en for­ma pre­ven­ti­va al hom­bre na­ci­do en la pro­vin­cia de Sal­ta y ra­di­ca­do des­de ha­ce unos años en esa lo­ca­li­dad co­rren­ti­na, don­de con­du­cía un pro­gra­ma en una ra­dio de Fre­cuen­cia Mo­du­la­da, en el que su pa­re­ja era la pro­duc­to­ra.

Los ras­tri­lla­jes de los efec­ti­vos per­mi­tie­ron des­cu­brir lo que a esa al­tu­ra era una sos­pe­cha. Die­ron con el ca­dá­ver par­cial­men­te cal­ci­na­do de una per­so­na, en avan­za­do es­ta­do de pu­tre­fac­ción, a po­cos me­tros del puen­te de un arro­yo. Se tra­ta­ba de “Ka­ri­na”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar