Generales

DESMAYÓ A GOLPES A SU PAREJA PARA DESPUÉS RAPTAR A SU HIJA

Un hombre atacó a golpes a una joven hasta dejarla inconsciente. Luego alzó en brazos a una nena de 1 año y escapó corriendo. La Policía debió hacer un amplio procedimiento para dar con la menor, sana y a salvo, a 15 cuadras. El agresor permanecía prófugo.
Nuevo caso de violencia de género en la capital correntina. Esta vez, un hombre desmayó a golpes a su concubina en medio de una discusión y luego escapó corriendo con la hija de ambos, de apenas 1 año, a quien la Policía logró encontrar a 15 cuadras cuando el agresor la dejó en la puerta de una casa.

El incidente generó tensión durante casi media hora, tiempo que demandó a efectivos de la comisaría seccional Vigésima dar con la menor, a quien localizaron sana y a salvo durante intensos rastrillajes.
De acuerdo a información conocida por este medio, todo comenzó alrededor de las 10:30 de ayer en uno de los asentamientos de ocupas del barrio Pirayuí.

Adentro de una vivienda de características humildes, vecinos escucharon gritos de parte de una pareja integrada por una chica de 20 años, llamada María, y un hombre identificado como Andrés G., alias “Andy”.

El escándalo pasó a mayores cuando “Andy” arremetió a golpes contra la mujer. Producto de una paliza la dejó desmayada en el suelo y, ante la mirada absorta de ocasionales testigos, salió corriendo del lugar con una pequeña en brazos, que lloraba en forma desconsolada.

Ante los llamados de urgencia, hechos vía telefónica, acudieron efectivos policiales para socorrer a la chica que había quedado inconsciente.

En base a los primeros testimonios, las autoridades supieron que el hombre se alejó llevando a la nena, su hija, en dirección al barrio Pirayuí “viejo”.

Los primeros minutos fueron de mucho desconcierto y temor acerca del comportamiento que el hombre podría tener para con la niña.

De inmediato se generó un dispositivo de búsqueda que llevó a buen puerto. Efectivos de la comisaría Vigésima llegaron hasta una vivienda cercana al denominado “Puente Negro”, adonde estaba la nena que fue dejada por su padre, antes de que éste continuara su huida.

La menor fue examinada y no presenta lesiones. Una mujer, dueña de la vivienda, habría relatado que el hombre la dejó para luego irse con rumbo desconocido.

¿Y mi hija?

Apenas María retomó el conocimiento lo primero que preguntó fue sobre su hija. Luego, algo más calmada relató una historia marcada por hechos violentos, que la tendrían como víctima desde hace mucho tiempo.

Trascendió que la chica, a pesar de las agresiones verbales como físicas, decidía volver a recibir al padre de su hija al cabo de separaciones momentáneas. Todo ello aún cuando gente de su entorno le sugería que pidiera ayuda antes de que sea demasiado tarde y suceda un episodio que lamentar.

La comisaría segunda de la Mujer y el Menor inició una causa. Los delitos cometidos serían de lesiones agravadas por el vínculo, mediando violencia de género.

Trascendió que a raíz de lo sucedido ya existiría una solicitud de captura formal sobre “Andy”, cuyo paradero al cierre de esta edición era una incógnita.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar