Generales

Intentaba sacarse una selfie, tropezó, cayó desde un segundo piso y murió

Siguiendo el deseo de la joven, la familia de Tony decidió donar sus órganos en Reino Unido, y luego su cuerpo será trasladado a su natal Nueva Zelanda donde será recibido por familiares y amigos.

Una joven neozelandesa murió al caer desde una ventana al intentar tomarse una selfie en un edificio de Londres. Tony Kelly se encontraba en un segundo piso cuando habría caído a la planta baja, resultando con graves heridas.

Según el diario The Sun, la joven permaneció una semana en riesgo vital hasta que se produjo su deceso en un hospital de Londres. Sus amigos la recuerdan como una joven «alegre y llena de vitalidad», por lo que aún no asimilan lo sucedido.

Siguiendo el deseo de la joven, la familia de Tony decidió donar sus órganos en Reino Unido, y luego su cuerpo será trasladado a su natal Nueva Zelanda donde será recibido por familiares y amigos.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba