Generales

FAMILIARES DE LA NENA ENVENENADA PIDE CELERIDAD A LA JUSTICIA

El doctor Francisco Pisarello, abogado de la familia de la niña Rocío Pared, que comió una mandarina envenenada y falleció en Mburucuyá, comentó que espera la respuesta de la fiscalía al pedido de ser querellante en la causa. Manifestó que la causa no está parada pero reclama celeridad, ya que no fue citada a declarar la mamá de Rocío, el agrimensor de la causa y desconoce si ya declaró el propietario. Sostuvo que existe una justicia para ricos y una para pobres.
Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar