Generales

ESTUDIANTES VIOLENTOS PROTAGONIZARON DIVERSOS EPISODIOS EN LA CIUDAD

En el centro, un chico de 14 años fue víctima de una patota de colegiales. Además de una paliza, le tajearon la pierna. A la salida de la Escuela otro fue “noqueado” de un puntapié en el rostro. En la Costanera hubo dos heridos de arma blanca en reyerta de bandas.
Los estudiantes, de 14 y 16 años, resultaron heridos en la ciudad de Corrientes como consecuencia de incidentes con otros menores. Uno de ellos fue acuchillado a manos de una pandilla de colegiales y otro debió ser asistido en un establecimiento médico, a causa de una patada que le pegaron en el rostro mientras peleaba a la salida de una escuela. En la noche del domingo, dos pibes de 15 años fueron hincados por miembros de una barra rival en la Costanera.

Anoche, un paseo de barras por la Costanera terminó en pelea con golpes, corridas y apuñalados. Dos chicos de 15 años fueron perseguidos y heridos en un trayecto de 400 metros hasta debajo del Puente General Belgrano, al cierre de esta edición no se brindaron más deltalles.

Dos de los casos sucedieron el viernes. Primero, a la salida de la Escuela Arturo Frondizi del barrio Molina Punta se produjo el enfrentamiento entre dos muchachos del nivel secundario.

Diferencias entre tales jovencitos derivaron en una denominada “pelea mano a mano”, arengada en parte por otros alumnos que formaron una especie de ring alrededor de los protagonistas.

La riña tuvo como escenario a la esquina de calles Ballerini y Sara Sáenz Cavia, a unos pocos metros del establecimiento educativo.

Entre el tumulto de alumnos, sobre el pavimento, ambos jóvenes comenzaron a pelear. La contienda duró apenas unos cinco segundos, tiempo en el que uno de ellos recibe un golpe de puño, trastabilla y cae al suelo. Los instantes posteriores fueron dramáticos. El chico queda tirado, cuando trataba de levantarse sufrió un puntapié en el rostro, a la altura de la mandíbula. A raíz del impacto, volvió a caer hacia atrás con todo el peso de su cuerpo, hasta golpear la cabeza contra el piso.

En ese momento, uno de los “espectadores” intercede y evita una golpiza mucho peor. Desde entonces hay una sucesión de comentarios entre los adolescentes (varones y mujeres), quienes miraban como algo normal lo que ocurría frente a ellos. El herido, manando sangre, queda tendido mientras lo auxilian y alguien pide que “llamen a una ambulancia”. Este medio pudo confirmar que ante lo ocurrido, en la comisaría seccional Decimoséptima iniciaron una causa por “lesiones” a partir de la denuncia del padre del chico lastimado.

El viernes a la noche, en inmediaciones al parque Mitre hubo una serie de corridas y riñas entre estudiantes. Se cree que al ser dispersados de esa zona, varios grupos caminaron hacia el centro, donde un chico de apenas 14 años fue apaleado y acuchillado casi en la intersección de calles Córdoba y 9 de Julio.

El menor, quien estaba con un hermano, caminó unos metros hasta caer sobre la vereda de un local comercial de electrodomésticos de Córdoba al 700. Tras permanecer tirado por alrededor de diez minutos, el estudiante fue llevado en una ambulancia de la Dirección de Emergencias Sanitarias hasta el hospital Pediátrico Juan Pablo II, con un tajo importante en el muslo de la pierna derecha.

Ocasionales transeúntes intercedieron en la reyerta. Ellos habrían provocado la fuga a la carrera de varios menores e incluso auxiliaron al menor que comenzaba a desangrarse.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar