Generales

EFECTIVOS DE INFANTERÍA FUERON BALEADOS POR UN EXCONVICTO

Se trata de un hombre de frondoso prontuario que ya cumplió una condena. Circulaba en una motocicleta con un revólver en la mano. Los efectivos decidieron interceptarlo en Avenida Teniente Ibáñez. Zafaron de tres disparos. Al final, en un forcejeo, lo redujeron.
Dos policías se salvaron de ser heridos a balazos ayer cuando un ex convicto los atacó en intento de no ser detenido, después de ser visto circulando sobre una motocicleta con un revólver en la mano en la zona Sur de la ciudad de Corrientes.

Los efectivos, con prestación de servicios en la División de Infantería, zafaron de los disparos y finalmente apresaron al agresor. En medio del procedimiento, uno de ellos resultó lastimado.

El serio incidente ocurrió al mediodía en Avenida Teniente Ibáñez casi Elías Abad del barrio Galván, frente al populoso sector conocido como “El Trujillo”.

Los policías estaban en una camioneta de esa División en un puesto fijo de vigilancia (implementado desde hace más de un año) frente a una plazoleta, pero en jurisdicción del barrio San Benito.

Un ocasional transeúnte alertó a tales efectivos, ambos suboficiales, sobre el merodeo de un hombre vestido con camiseta de San Lorenzo exhibiendo un arma de fuego y con presuntas intenciones de robo.

Apenas divisaron al sospechoso, los policías decidieron interceptarlo para su demora preventiva. Fue en ese momento que los sorprendió la reacción del motociclista. Sin mediar palabras les efectuó los disparos, afortunadamente sin herirlos.

Después, el sujeto a quien más tarde identificaron como Juan Méndez de 39 años aceleró la motocicleta (Honda Wave negra) en procura de escapar. En esa acción atropelló a uno de los efectivos, quien lo retuvo con ayuda de su compañero, mientras pedían apoyo porque algunos habitantes del “Trujillo” pretendían la liberación del exconvicto.

Desde ese instante se vivieron momentos de suma tensión que no pasó a mayores merced al rápido despliegue de patrulleros de la comisaría seccional Segunda.

En poder de Méndez incautaron un revólver calibre 22 con tres municiones intactas y vainas de otros tres proyectiles disparados.

En principio, la causa fue caratulada como atentado y resistencia a la autoridad y abuso de arma. Pero podría sumarse la figura de “tentativa de homicidio”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar