Generales

DESBARATARON UNA BANDA QUE ROBABA AUTOS DE ALTA GAMA

El grupo criminal actuaba en la provincia de Buenos Aires y fue desbaratado en múltiples acciones. Se allanó un taller correntino.
Un taller mecánico correntino se encuentra vinculado a una causa que se lleva en la provincia de Buenos Aires, la cual investiga el robo de vehículos de alta gama en aquel distrito. Es así que, según se cree, el comercio ubicado en nuestra capital provincial era usado para desarmar los rodados. La banda delictiva ya habría sido desbaratada. Se trata de un grupo criminal que tenía una muy aceitada estructura para poder llevar los vehículos hasta el Noreste del país.

Desde la Policía de Corrientes se informó que la Dirección de Investigación Criminal (DIC) prestó colaboración con agentes de la Policía Federal y de la comisaría bonaerense Primera de Morón, para llevar adelante un allanamiento sobre el mencionado taller mecánico, ubicado cerca de Lavalle al 4000.

En ese lugar se encontró una cantidad importante de autopartes, las cuales fueron secuestradas ya que eran de procedencia dudosa. En ese marco quedaron confiscados dos motores completos junto con sus block, chasis, entre otras cosas.

Si bien oficialmente no se detallaron las razones del allanamiento, trascendió paralelamente una información proveniente de la Justicia de Morón, que apuntó que el procedimiento tuvo que ver con una investigación sobre la banda de “El Transportador”, como fue llamado un grupo de criminales que se dedicaba a robar rodados en la zona Oeste del Gran Buenos Aires. Tras sustraer los vehículos, los cuales eran de alta gama, se cree que eran traídos hacia Corrientes y que eran desguazados aquí, presuntamente en el taller vinculado.

“La banda actuaba principalmente en Morón, Castelar, Ituzaingó, Ramos Mejía y Haedo. Levantaban diversos automotores, principalmente camionetas Hilux, últimos modelos”, consignó el sitio Inforbano que consultó a una fuente policial de la pesquisa, la cual comenzó el año pasado.

Una vez que eran robados, los criminales esperaban 24 horas para registrar el vehículo y controlar que no tenía algún sistema de seguimiento satelital con el que pudieran ser descubiertos. “Cuando verificaban que estaban limpias las llevaban a Corrientes, previo pago de entre 30 y 50 mil pesos por unidad”.

Asimismo el traslado se realizaba con la utilización de “punteros”, es decir, otros vehículos que iban adelante de los que fueron robados, para alertar la presencia de controles viales en las rutas. En suma, utilizaban la misma modalidad de los narcotraficantes para evitar que sus cargamentos de droga sean descubiertos.

Cuando llegaban a Corrientes, los vehículos eran desarmados y sus partes destinadas a otros rodados, los cuales eran comprados legalmente, por lo que así se evitaba dejar rastros del crimen.

Además de la capital provincial, se llevaron adelante seis allanamientos, todos en Buenos Aires: Caseros, Ramos Mejía, Morón, Villa Tesei y Moreno. Del megaoperativo se arrestaron a cinco hombres mayores de edad.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar